El equipo sanitario que atendió al paciente extremeño contagiado por la variante india en Madrid ha dado negativo en las PCR, de forma que el caso está cerrado y la Junta insiste en que no hay riesgo para la población

Los sanitarios que atendieron al infectado están completamente vacunados, pero como se trata de una variante “con poca evidencia de estar cubierta por la vacuna”, todo el equipo se sometió a pruebas PCR para descartar la infección. Y todas las pruebas han arrojado resultados negativos, según ha confirmado este martes la Consejería de Sanidad.

Extremadura notificó ayer el primer caso de infección por la variante india: un estudiante que viajó a mediados de abril a Madrid para participar en un máster internacional, actividad donde tuvo contacto con una persona procedente del país asiático.

Según el consejero de Sanidad, José María Vergeles, “ni hay riesgo para la población ni lo ha habido”, ya que esta persona se ha sometido a un “estricto aislamiento” y sus contactos se ciñen únicamente al ámbito familiar, todos con PCR negativa. El contagiado, que presentó síntomas leves, también ha dado ya negativo en la prueba de infección activa, por lo que se procederá a realizar una serología donde se muestre infección pasada para proceder al alta epidemiológica.

El contagio se confirmó por PCR el 20 de abril y el pasado sábado 1 de mayo el laboratorio de microbiología de Badajoz (referencia para secuenciación en Extremadura) confirmó que era variante india. La muestra se iba a enviar este lunes al Centro Nacional de Microbiología para determinar la variante, pero el laboratorio ha comunicado a la Junta que no es necesario este segundo análisis y que enviaran los datos de la secuenciación para compartirlos con el resto de Europa.

Te puede interesar:

El extremeño es el cuarto caso de variante india de covid-19 detectado en España, junto al de los tres tripulantes del barco Prometheus Leader, que se encuentra atracado y en cuarentena en el puerto de Vigo.

Además, Extremadura ha confirmado hasta el momento 29 casos de la variante brasileña de covid-19, todas asociadas al brote del grupo de esquiladores uruguayos que viajaron a la región en abril. El foco suma 58 casos activos y 217 contactos en estudio, pero hasta el momento son 29 las secuenciaciones confirmadas de la cepa brasileña. Según detalla este martes la Consejería de Sanidad, se han dado 24 altas entre los contagios del brote, pero también hay una persona ingresada en UCI en estos momentos.