Ha sido uno de los sectores más castigados por la pandemia y el último en abrir sus puertas, pero el ocio nocturno ya ha retomado la actividad tras casi un año de parón. Eso sí, con importantes limitaciones como el horario de cierre (hasta las 2.00 horas) y la prohibición de usar la pista de baile, restricciones que el sector confía en que se puedan ir relajando a medida que la vacunación avance a lo largo de este mes. 

Tras su cierre en agosto de 2020 en toda España, las discotecas y pubs extremeños han podido levantar la persiana este pasado viernes con la publicación en el Diario Oficial de Extremadura (DOE) de la nueva normativa aprobada por el Consejo de Gobierno, sin que se hayan producido incidencias destacables. 

Extremadura ha apostado por un ocio nocturno con horario de cierre hasta las 2.00 horas, que se ampliará hasta las 3.00 cuando la situación vaya mejorando. Esa extensión horaria beneficia a todos los bares, a los locales de juegos y apuestas y al sector de las bodas. En todos los casos, el aforo en el interior es del 50% como máximo; en el exterior, del 100%. 

De momento sigue prohibido el consumo en barra, aunque ya se ha puesto sobre la mesa levantar esta medida cuando la situación epidemiológica evidencie mejoras. No ocurre lo mismo con el veto a bailar en las pistas, donde solo estará permitido colocar mesas y sillas para que los clientes tomen su consumición sentados. En cuanto a la ocupación de las mesas, el tope máximo es de seis personas en el interior de los locales y de 10 en las terrazas exteriores.

El sector confía en que todas estas normas puedan irse relajando a medida que la vacunación avance y siempre que la situación epidemiológica siga mejorando, con la esperanza de que ya a finales de este mes se pueda disfrutar de una situación más acorde a la normalidad.

Además de Extremadura, también Andalucía, Asturias, Canarias, Cantabria, Castilla y León o La Rioja permiten ya retomar la actividad del ocio nocturno hasta las 2.00 horas, pero otras como Madrid, Cataluña, País Vasco o Navarra han optado por retrasar la reapertura de estos locales algunas semanas más.