Lectura, plástica, teatro, inglés, música, deporte o ajedrez. La Consejería de Educación va a mantener las actividades extraescolares complementarias también el próximo curso. El Diario Oficial de Extremadura (DOE) publicó ayer una resolución de la consejera por la que se acuerda la prórroga de todos los programas que han funcionado este año, que son más de 500 en grandes y pequeños municipios concebidos con el objetivo de reforzar las competencias del alumno y ayudar a la conciliación de las familias. 

Según se detalla en la resolución, la decisión de prorrogar estos programas se toma «tras el importante esfuerzo y dedicación por parte de los equipos directivos de los centros» en un curso (el actual) «de carácter excepcional que ha requerido la adaptación y el refuerzo de las competencias». Ahora, indica la Consejería de Educación, el objetivo es avanzar en el proceso de mejora de estas actividades formativas complementarias para contar «con un mejor modelo en estrecha relación con el resto de objetivos educativos de la comunidad».

La prórroga hace referencia los centros de Infantil, Primaria y Educación Especial y ahora serán los propios colegios los que tienen que poner en marcha el procedimiento para ofertar a las familias las actividades y recabar las solicitudes.

Con respecto a los centros concertados, Educación aclara que el sistema de dotación de actividades formativas complementarias se realiza a través de una convocatoria de ayudas específica para la contratación de monitores. En este curso se han acogido 34 centros que han puesto en marcha 60 actividades con otros tantos monitores, y para el periodo 2021/2022 se prevé sacar una nueva convocatoria.

En cuanto a los protocolos y las medidas de seguridad se están elaborando los mismos por parte de la consejería, "y la intención es tomar medidas acordes con la situación sanitaria, y las medidas impuestas por las autoridades sanitarias".

Menor demanda

Tras la suspensión de todas las actividades durante el confinamiento, las extraescolares se retomaron de forma presencial en noviembre con todas las medidas de seguridad frente al covid (mascarillas, geles, distancias...). Con el aumento de casos de covid después de la Navidad se mantuvieron en suspenso hasta el 8 de febrero, fecha en la que se recuperaron junto a todos los servicios educativos complementarios (aulas matinales, comedores escolares...). 

La demanda ha caído este curso por la crisis sanitaria principalmente. Este año hay un centenar de actividades extraescolares menos: de las 625 que se prorrogaron en junio de 2020 están en marcha 521, el 83% del total. De estas 299 están en la provincia de Badajoz y 222 pertenecen a la provincia de Cáceres.

Según los datos facilitados por la Consejería de Sanidad, el total de alumnos que ha participado este curso en las actividades asciende a 9.680, frente a los 12.180 del curso anterior, un 20% menos. Así, se suprimieron 104 actividades formativas, de las que 29 contaban con monitores con contrato indefinido, que hubo que rescindir el contrato, indica el departamento de Esther Gutiérrez.

Así, actualmente la plantilla está compuesta por 521 monitores: de ellos 355 tienen contrato indefinido (queda en suspenso entre junio y septiembre) y 166 están bajo la modalidad de contratación temporal.

La Federación Regional de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de centros educativos públicos (Freampa) defiende las extraescolares al considerar que complementan la educación de los alumnos, se divierten y aprenden realizando tareas diferentes a las lectivas de por las mañanas. Además, ayudan a la conciliación y ahora también contribuyen a la necesaria socialización.