«Ni siendo joven, uno está libre de enfermar gravemente por la covid-19». De esta forma se ha dirigido hoy a los más jóvenes el consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, tras alertar de que la edad media de las personas que están ingresadas por coronavirus en los hospitales extremeños se sitúa ya en 36 años, mientras que hace apenas unas semanas era superior a los 50. Esto responde a que la mayoría de los contagios que viene notificando Extremadura en las últimas semanas se da entre la población joven, de hecho, la edad media de los contagiados es de 30 años. La incidencia acumulada en la región a los 14 días asciende ya a 323 casos, tras sumar 447 nuevos positivos en la última jornada, por lo que Vergeles ha anunciado que se está barajando la aplicación de nuevas medidas relacionadas con la reducción de la movilidad. «Son datos que nos preocupan y que sin duda ninguna nos harán tomar decisiones en los próximos días», puntualizó.

Con respecto a la situación hospitalaria, indicar que en estos momentos están ingresadas 31 personas, cuatro más que ayer, dos de ellas en las unidades cuidados intensivos. En este punto, el consejero ha querido dirigirse a la ciudadanía «con toda la claridad del mundo» poniendo el foco en que uno de los ingresados, que tiene 39 años, ya ha empezado «a desarrollar criterios de ingreso en UCI». También ha detallado las edades de los hospitalizados por áreas de salud: Cáceres (19, 33 y 46), Coria (90 años con pauta de vacunación completa), Don Benito-Villanueva de la Serena (33, 34, 39, 44 y 62), Mérida (entre los 23 y 67), Badajoz (entre 19 y 90), Plasencia (50, 60 y 66) y Llerena -Zafra (entre 24 y 36 años). «Juzguen ustedes el porcentaje de personas jóvenes que están en estos momentos ingresados en nuestros hospitales y que suponen que tienen una enfermedad grave porque al menos han desarrollado una neumonía bilateral», ha manifestado.  

A tenor de estos datos, la ocupación en las camas de agudos se sitúa en un 1, 11% frente al 3,72% a nivel nacional, mientras que en UCI está en un 1,08%, muy por debajo que en el resto del país (9,57%). De esta forma, en caso de que siga aumentando la presión hospitalaria por el incremento de contagios se tendrán que tomar medidas, ya que en otras comunidades autónomas «ha crecido la presión hospitalaria de forma exponencial como está creciendo la incidencia», por lo que Vergeles ha abogado de nuevo por «actuar antes de que esto vaya a más».

Restricciones

Sobre esta cuestión, el responsable de la sanidad pública extremeña ha anunciado que el Consejo de Gobierno se reunirá el viernes con carácter extraordinario para estudiar la adopción de medidas orientadas a reducir la movilidad de los ciudadanos, ante «los preocupantes» datos de contagios de covid-19. De momento no ha querido concretar las acciones que se van a tomar, aunque sí ha asegurado que estarán relacionadas con la limitación de la movilidad, ya que «es la que está originando el aumento de los contagios», por lo tanto tendrán que ser ratificadas por el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura. En este sentido, ha informado de que los expertos de Salud Pública trabajarán durante estos días en el diseño de medidas para adoptar «aquellas que sirvan para combatir y prevenir la enfermedad grave», así como evitar «una tasa de ingresos muy alta».

En esta línea, el consejero ha subrayado que hasta ahora han «respetado la movilidad de las personas», tal y como habían pedido las asociaciones de hostelería y restauración, por lo que se van a «fijar unos indicadores a partir de los cuales poder tomar medidas, en cuanto a tasa de ocupación hospitalaria y de UCI». «No antepondremos el derecho a la protección de la salud, salvo que se excedan de las cifras de ocupación hospitalaria, porque eso indicará que se están produciendo ya casos graves y ya no solo infección», ha recalcado Vergeles, quien apela a la responsabilidad de la población en general y de los jóvenes en particular.