«Esta lámina es la que para mí sintetiza todo lo que significa ser un refugiado. Muestra a un niño dentro de una maleta y sale la mano de su padre. Esa mano es realmente su única esperanza». Cuando comenzó su proyecto de investigación, Ana Bermejo (Mérida, 1985) no creía que le fuera a marcar tanto. Lo que empezó como un trabajo universitario ha desembocado en una exposición en la Biblioteca Jesús Delgado Valhondo de Mérida que ha tenido tan buena acogida durante todo el mes de agosto que la artista no descarta hacerla itinerante.

«Refugees Welcome es un trabajo que empecé en 2020 como parte de una de mis asignaturas de tercer curso de Bellas Artes en la Universidad de Salamanca», recuerda Bermejo. «Como en la biblioteca había visto otras exposiciones, pregunté y me dijeron que sí. Ha tenido muy buena acogida tanto por parte del público como por los medios de comunicación», cuenta incrédula. Añade que su intención «desde el principio» ha sido «concienciar a través del arte».

Boceto de la lámina del niño que viaja dentro de una maleta CEDIDA POR ANA BERMEJO

Las imágenes del telediario 

«La idea me surgió a través del telediario, de esas imágenes dramáticas que vemos todos los días. Durante la investigación confirmé que la realidad superaba la ficción, por eso las láminas son lo más fieles posibles a las imágenes. La pretensión es acercarnos a esa realidad, que no está solo en el telediario, sino que la tenemos aquí, en nuestras calles», explica. «Haciendo la investigación encontré que una de cada 100 personas en el mundo son refugiadas. Y no es solo lo que vemos ahora de Afganistán o de Oriente Próximo, también en Latinoamérica, en África… Por eso para mí lo importante es promover que nos informemos, que estemos preparados y que tengamos una actitud positiva hacia esas personas. Porque todos podemos ser refugiados. Nuestros abuelos lo fueron», remacha.

Tres mujeres dejan su pueblo arrasado CEDIDA POR ANA BERMEJO

Tras la investigación, llegaron los primeros bocetos y de ahí Bermejo sacó las cinco láminas. «La técnica que he usado es el grafito y conté sobre papel, para darles el mismo realismo y dramatismo que las fotografías originales», explica la artista.

Tras ver «miles de fotografías» eligió esas cinco imágenes por su valor, tanto simbólico como artístico: «Lo que yo quería era visibilizar y acercar esta situación a la sociedad», insiste.

Manos que intentan cruzar una frontera CEDIDA POR ANA BERMEJO

La mujer, protagonista

«Actualmente hay 82,6 millones de personas refugiadas y más de la mitad son mujeres y niños. Por eso en las láminas que hago, en tres de ellas están presentes los niños y una de ellas está dedicada exclusivamente a las mujeres», expone.

Bermejo mira a la mujer y aporta su sensibilidad artística para reflejar esta realidad. «Refugees welcome nace con la idea de sumar ese granito de solidaridad, a favor de las personas sin voz ni voto de este planeta, que sobre todo son mujeres y niños», subraya.

Una vez concluido su tiempo de exposición en Mérida, Bermejo estudia si hacer la muestra itinerante por otros puntos de la región. Entre tanto, ya prepara otra exhibición en la misma biblioteca para octubre. «Estará inspirada en la filosofía y la evolución del pensamiento humano», desvela.

Ana Bermejo: una nueva mirada femenina extremeña que promete seguir dibujando para mostrar los dramas y las realidades del presente. 

Alambrada CEDIDA POR ANA BERMEJO

Espacio patrocinado