El Servicio Extremeño de Salud (SES) comenzará finalmente mañana miércoles o el jueves a inocular la dosis adicional de la vacuna contra el coronavirus a las personas inmunodeprimidas, unas 15.000 en total, aunque estaba previsto que arrancara hoy. La administración de la tercera dosis a estas personas, que se llevará a cabo en los hospitales, fue aprobada el pasado miércoles en la reunión de la Comisión Interterritorial de Salud.

La Consejería de Sanidad y Servicios Sociales ha informado a Efe de que el retraso se debe a que aún hay listados que se están confeccionando. En concreto, la dosis adicional debe suministrarse al menos 28 días tras haber recibido la anterior y será del mismo tipo de vacuna que las ya recibidas, en concreto, de la variedad RNA mensajero, que son Pfizer y Moderna.

Además de los trasplantados de órganos sólidos y de médula ósea, se incluyen para esta dosis adicional las personas en tratamiento con fármacos anti-CD20 como son el rituximab, ocrelizumab, ofatumumab, veltuzumab, tositumomab y britumomab. La administración de este pinchazo está autorizada previo acuerdo de la comisión de Salud Pública.