Extremadura dona 42.000 dosis de AstraZeneca a países necesitados

Son vacunas sobrantes en la región, «en stock», y se han incluido en el plan de vacunación solidaria. Del envío se encarga el Ministerio de Sanidad y la mayoría se han entregado en América Latina

Varios viales de la vacuna de AstraZeneca en primer plano.

Varios viales de la vacuna de AstraZeneca en primer plano. / EL PERIÓDICO / PIM

Extremadura ha donado 42.000 dosis de AstraZeneca a países con menos recursos. «Muchas han sido enviadas principalmente a América Latina», aseguraba recientemente el consejero de Sanidad, José María Vergeles. Son dosis que han sobrado en el Servicio Extremeño de Salud porque ya estaban vacunados los colectivos a los que se han dedicado los viales de ese laboratorio. «Estaban en el estocaje de la comunidad, no tenían una fecha de caducidad inminente» y se han devuelto al Ministerio de Sanidad para su envío a los países más necesitados. 

«Lo que queremos es una población protegida», insistió el consejero, y para llegar a eso en España se compagina el avance del tercer pinchazo ya a determinados colectivos con la donación de dosis a los países en vías de desarrollo. Los últimos informes hablan de que menos del 1% de la población de los países con ingresos bajos y medianos tiene la pauta completa, frente al 55% de los ricos. 

Que toda la población esté más protegida frente al covid-19, más allá de Extremadura, de España y de Europa, nos debería preocupar a todos. Primero por una razón humanitaria, pero también por una cuestión puramente biológica, ya que los virus viajan y mutan y si la inmunización no llega al conjunto de la población mundial, las variantes seguirán proliferando y diseminándose por el planeta.  

Menos del 1% de la población de países con bajos ingresos ya tiene pauta completa frente al 55% de los países más ricos

Según explicó el consejero, hay dos vías para ayudar en la inmunización de la población que vive en países con menos recursos. Por un lado está el mecanismo llamado Covax, habilitado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y una segunda opción que es la donación directa a través del ministerio. Y ha sido esta última vía, la donación directa, en la que se han incluido las 42.000 dosis extremeñas. «Todas estas vacunas se han donado fuera del mecanismo Covax porque para usar este los viales no deben haber sido antes distribuidos a los países miembros, si esas vacunas ya han sido distribuidas entonces son donaciones propias de los países», explicó el titular de la Consejería de Sanidad.

Solo a través del sistema Covax, el Gobierno de España se ha comprometido a donar un total de 22,5 millones de las vacunas autorizadas en la Unión Europea y utilizadas en España, de las cuales al menos 7,5 millones se destinarán a países iberoamericanos en los próximos meses. Pero sigue siendo insuficiente para alcanzar a toda la población más necesitada, por ello se pide también la implicación de los laboratorios farmacéuticos cuya «codicia», señala un informe de Amnistía Internacional, está dejando a los países pobres postrados al virus. También la Alianza People’s Vaccine, formada por 75 organizaciones internacionales, denuncia que los países del G7 sólo hayan donado una de cada ocho vacunas prometidas y advierte de que 100 millones de dosis pueden caducar este año en los países más ricos.