La licitación de la próxima concesión del servicio de transporte sanitario en Extremadura está paralizada en estos momentos tras haberse registrado al menos cinco recursos que ponen objeciones a los pliegos y otros documentos del futuro contrato. De momento se trata de una suspensión temporal hasta que la Comisión Jurídica resuelva los distintos recursos especiales en materia de contratación que se han presentado a lo largo del mes de septiembre y que solicitan en todos los casos la retirada de los pliegos o su subsanación y también, en al menos uno de ellos, la suspensión del proceso de licitación. La cuantía total de la licitación del contrato asciende a 154 millones ( 38,5 millones por año), en dos lotes, uno por cada provincia.

La previsión, por el tipo de procedimiento, es que la decisión definitiva no se demore, puesto que el plazo para resolver es de 20 días. En todo caso, el primer efecto ya es el retraso que suma este proceso como consecuencia de la ampliación en un mes del periodo de licitación, que se ha extendido ahora hasta el día 2 de noviembre (la fecha inicial era el 1 de octubre) lo que demora la tramitación del nuevo contrato, que debe estar resuelto y en en marcha el día 27 de enero, cuando termina la vigencia del contrato de emergencia que se firmó el año pasado con Ambucoex tras la salida de Tenorio. 

Entre los recurrentes hay tanto empresas (Falck VL Servicios Sanitarios y Nuevas Ambulancias Soria) como organizaciones sindicales (USO y CCOO) y organizaciones profesionales (la Federación Nacional de Empresarios de ambulancias). El recurso de este último es el es el que solicita de forma expresa «que se anulen tanto los pliegos como el informe justificativo de precio y la memoria económica del contrato», por los perjuicios que entienden que podrían suponer su continuidad. 

Los recursos de las dos empresas también reclaman la retirada de los pliegos aludiendo a la vulneración de la normativa en que incurren; mientras que el caso de las organizaciones sindicales, es CCOO quien justifica el recurso de forma más concisa con la necesidad de «que se corrijan ya adecuen tanto los pliegos como determinados documentos contractuales que establecen las condiciones que deben regir la licitación». En todos los casos se solicita como medida cautelar la suspensión del procedimiento de licitación mientras la Comisión Jurídica resuelve el trasfondo de las reclamaciones. Esa medida es la que se ha adoptado por el momento, a la espera de la decisión definitiva sobre el contenido de los recursos.

Vergeles defiende el proceso

A preguntas de los medios en Cáceres, el titular de Sanidad, José María Vergeles, ha defendido este martes el procedimiento llevado hasta el momento con el concurso de ambulancias en la región. «Estamos muy seguros de lo que hemos hecho, de que el concurso de transporte está bien trabajado técnicamente y basado en costes reales», ha subrayado Vergeles, al tiempo que ha emplazado a «esperar a lo que diga la Comisión Jurídica».