La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, aseguró este sábado que no hay incompatibilidad entre el arreglo de la carretera N-430 y mantener la construcción de la futura autovía A-43. «No hay incompatibilidad entre mejorar unas comunicaciones y mantener una reivindicación legítima», declaró Rodríguez a preguntas de los periodistas durante su participación en un acto en el municipio de Calzada de Calatrava (Ciudad Real). 

Rodríguez, que mostró su respeto a la competencia de carreteras que tiene el Ministerio de Transportes, aseguró que la futura autovía A-43 «será una infraestructura importante para el futuro y el desarrollo del país». Precisamente, este pasado viernes unos 300 vehículos y medio millar de personas cortaron la carretera manchega CM-415 para exigir la construcción de la autovía A-43 por la opción sur, arropados también por representantes políticos y sociales del Valle de Alcudia y de las comarcas de Los Pedroches (Córdoba) y La Serena (Badajoz).

Los manifestantes recordaron que llevan 20 años peleando por esta vía que no solo respeta el paisaje y fauna de la zona, sino que serviría para desatascar el tráfico, principalmente pesado, que circula diariamente por la N-502.

Sigue en el cajón

De momento, el proyecto se encuentra en standby. Una resolución firmada en julio por la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha evidenciado que el Gobierno aparca esta autovía. A cambio, plantea «mejorar el trazado actual con distintas actuaciones entre Santa Amalia y Ciudad Real» en una inversión que el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, aplaude y cifra en 350 millones de euros. La Junta insiste en que no se ha paralizado nada porque no había «nada», ni siquiera había proyecto para la construcción de la futura autovía. 

También insiste en que «no renuncia» a ella, pero lo cierto es que el ministerio explica en su resolución que se propone un plan alternativo a la conversión en autovía, entre otras cosas, «porque el trazado no supera los 5.000 vehículos al día y tiene dificultades ambientales». El Ministerio de Transportes argumentan que ni la opción norte de la A-43 (que implicaría el desdoblamiento de la N-430 hacia Ciudad Real) ni la opción sur (que sería pasando por Castuera y Cabeza del Buey hasta Puertollano), suponen las «alternativas más eficientes».