La experiencia y la tradición se han impuesto en los vigésimo segundos Premios Espiga Jamón Ibérico Denominación de Origen Dehesa de Extremadura y los sextos Premios Espiga Cava de Extremadura. De este maridaje de reconocimientos se determinan el mejor jamón ibérico del mundo y uno de los mejores cavas del país. El pernil DOP de una industria del ibérico centenaria, como Embutidos Morato (Los Santos de Maimona),  y el cava Puerta Palma Brut Nature de Bodegas Marcelino Díaz (Almendralejo), otro clásico en su sector, lograban la Espiga de Oro y el premio Gran Espiga de estas dos convocatorias cuyos galardones han vuelto al formato de entrega presencial en una finca El Toril abarrotada de industriales, ganaderos y bodegueros animados por el reencuentro personal.

Javier Morato, director general de Embutidos Morato, recibe el Espiga de Oro por su jamón ibérico DOP, que le entregan el presidente de la Junta y el presidente de Caja Rural de Extremadura. JUNTA DE EXTREMADURA

Los Premios Espiga que convoca la Caja Rural de Extremadura responden al espíritu de elegir el mejor entre los mejores. En el caso del jamón ibérico de bellota DOP, la directora técnica del concurso María Jesús Martín Mateos explicó que los premios se han dilucidado por décimas y centésimas, en algunos casos. La Espiga de Oro al jamón de Embutidos Morato, no es una novedad para la industria, pues ya ha recibido esta distinción en los 22 años de andadura de los premios. Javier Morato, director general de la empresa, explica que la pieza ganadora procede de un cerdo con 22 meses de crianza en campo: “Era un ejemplar claramente identificado en la finca, que esa montanera tenía muchísima bellota. Hacer un mal jamón es fácil, incluso cuando se tiene un buen cochino. Lo que no se puede hacer es un buen jamón con un cochino malo”. Embutidos Morato procesa al año 1.500 cerdos ibéricos amparados por DOP. El ganadero proveedor, que también fue reconocido, es Santiago Pérez Martínez.

19

Entrega de los XXII Premios Espiga Jamón Ibérico Dehesa de Extremadura y VI Cava de Extremadura JUAN J. VENTURA

La Espiga de Plata fue a parar a Industrias Cárnicas Villar (Burguillos del Cerro) y con diploma para el ganadero José Barroso. Jamones Antonio Caravaca (Montánchez) recibió la Espiga de Bronce y la ganadería Arquimoby 98 SL fue reconocida.

Elena Diéguez, presidenta del Consejo Regulador de DOP Dehesa de Extremadura, destacó el óptimo futuro del sector y la bonanza de la montanera en curso. “La crisis pasada nos ha permitido poner la vista en el comercio electrónico” y añadió que “este maridaje entre jamón ibérico y cava puede ser el marco de proyectos europeos para abrir mercados exteriores”.

Marcelino Díaz, director gerente de las bodegas almendralejenses que llevan su nombre, recibe el Gran Espiga que le entrega la consejera de Agricultura. JUNTA DE EXTREMADURA

En los Premios Espiga Cava de Extremadura –al que han concurrido 57 muestras de doce bodegas, cifra récord- el máximo reconocimiento, Gran Espiga, fue para Puerta Palma Brut Nature, de Bodegas Marcelino Díaz. No fue el único premio para este cava, que también logró la Espiga de Oro en la modalidad de cavas Premium. En esta categoría se han dado dos Espigas de Plata a Bellisco Brut y Bonaval Brut Nature, ambos de Bodegas López Morenas (Fuente del Maestre), otra de las bodegas que más brillaron en el palmarés.

En cavas mayores de 12 gramos / litro la Espiga de Oro fue para Pasos de Oro, también de López Morenas. La plata correspondió a Viña Romale Garnacha y la Espiga de Bronce a Bonaval Semiseco Blanco, de López Morenas.

Finalmente en la categoría de cavas menores de 12 gramos/litro la clasificación fue la siguiente: Marqués de Lares de López Morenas (Espiga de Oro); Salud de Sani Primavera (Espiga de Plata); y Rescencio de Cooperativa Merchantia (Espiga de Bronce).

Las autoridades, junto con directivos de Caja Rural de Extremadura, presiden el acto esta mañana. JUNTA DE EXTREMADURA

Urbano Caballo, presidente de la Caja Rural de Extremadura, organizadora de los Premios Espiga, expresó su alegría por el reencuentro personal con los industriales de ambos ámbitos. Destacó algunos proyectos que impulsa la entidad financiera como el Centro del Ibérico de Extremadura de Zafra. “Estos premios demuestran que somos capaces de hacerlo bien y de competir con los que llevan mucho tiempo haciendo lo mismo”, dijo.

El salón de actos de la finca El Toríl, abarrotado de público, esta mañana. JUNTA DE EXTREMADURA

Por su parte, el presidente de la Junta de Extremadura destacó que cada año, aunque parezca que es imposible, el listón de la calidad va subiendo. Además, hizo un llamamiento a la unidad, pues la experiencia “nos demuestra que unidos somos más fuertes” y como ejemplo de esto ha resaltado la vacunación masiva, que no habría sido posible sin la Unión Europea, o la PAC. Concluyó que la administración tiene que acompañar a los empresarios, “a los que han hecho las cosas bien”.