Extremadura se encuentra a un paso de que la transmisión comunitaria de la covid-19, ahora controlada, se descontrole. Así de rotundo se ha mostrado hoy jueves el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José Máría Vergeles, y ha apelado a ser responsables en la aplicación de las normas de higiene y prevención ante el coronovirus.

De hecho, el responsable de la sanidad extremeña ha mencionado el caso de los ciudadanos neerlandeses que, "más allá de los exótico", se encontraban en cuarentena en Navas del Madroño y ahora en paradero desconocido, le preocupa "la velocidad de crecimiento incontrolado de los contagios en España".

Según recoge la agencia Efe, los datos "vuelven a ponernos en alerta" de que o se siguen las recomendaciones "o tenemos unas navidades bastante complicadas, esto no es un juego" y ha recordado que los datos que se darán a conocer esta tarde reflejan una subida de la incidencia de entre 3 y 4 puntos.

"Estamos en unas cifras que todavía podemos controlar, ahora viene un momento de poner en alerta a la población para decirles que hay que aplicar la reglas de las '6 m', porque estamos a tiempo de parar esto", ha subrayado Vergeles, que ha añadido que una vez que esté descontrolada "un charco de agua no lo metes en un cubo".

Grupo de neerlandeses

En cuanto a la situación del grupo de neerlandeses positivos por covid-19, ha insistido en que la Junta de Extremadura cumplió con su papel al dar la alerta sanitaria internacional porque no son ciudadanos españoles, habían desaparecido y esto representa un problema para la salud pública, pero a partir de ahí deberán ser los cuerpos y fuerzas de seguridad los que actúen.

Respecto a la posibilidad de que este grupo ya no esté en España, Vergeles ha indicado que no tiene ninguna prueba de que así sea ni de lo contrario, aunque ha matizado que si han salido lo han tenido que hacer en coche porque en avión se le habría requerido algún tipo de certificado.

Vergeles ha añadido que, según las autoridades locales, este grupo no tuvo contacto con el pueblo, aunque la Junta está haciendo un seguimiento estrecho de los casos de coronavirus en esa zona de salud "y no parece que haya un amento, de momento".