Millones de españoles han iniciado el largo puente de la Constitución en un momento de incertidumbre y preocupación. El aumento de los contagios y de la variante ómicron ha acelerado la extensión del pasaporte covid y, en buena parte de España, ya rige la obligación de presentarlo para acceder a servicios como la hostelería, el ocio nocturno o las visitas a centros sanitarios; pero las exigencias son dispares según los territorios. 

Seis regiones no piden aún el certificado

Por el momento hay cinco regiones, entre ellas Extremadura, en las que el pasaporte covid no es necesario. El consejero de Sanidad, José María Vergeles, descartó hace unos días la posibilidad de solicitar paraguas legal para implantarlo en la comunidad; y de momento no se plantea. Tampoco es necesario tenerlo en la Comunidad de Madrid, en Castilla-La Mancha, Castilla y León, La Rioja y Asturias. 

En dos regiones, pendiente de aval de la justicia

Andalucía quería implantarlo para acceder a centros sanitarios y residencias pero no ha obtenido el aval del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) porque no incluía en la petición el horizonte temporal. Sin embargo, el Gobierno regional formulará una nueva solicitud especificando que la medida estará en vigor hasta Reyes. 

Cantabria no lo exige de momento, pero esto podría cambiar porque el gobierno regional quiere pedir el aval judicial.

Mapa con la situación del pasaporte covid en España. EL PERIÓDICO

En 10 es necesario ya el justificante de vacunación

El resto de autonomías sí lo exigirán para algunos servicios. Las autoridades consideran que la medida impulsa la vacunación, en un momento en el que la incidencia por coronavirus ha aumentado 31 puntos en los dos últimos días, hasta 248 casos por cada 100.000 habitantes, con un incremento de la transmisión de un 30% en la última semana. La cuestión es que cada territorio lo aplica con distintos criterios. 

En Aragón, el Gobierno regional ha recibido este viernes el visto bueno del TSJ para implantar el pasaporte hasta el 8 de enero en «lugares sensibles»: locales de ocio nocturno y eventos de más de 500 personas en interior y 1.000 en el exterior. De momento no se requerirá en celebraciones sociales o familiares en establecimientos de hostelería.

En Islas Baleares, se exigirá en restaurantes de más de 50 plazas, bares de copas y celebraciones con más de medio centenar de participantes. Ya era necesario para ir a discotecas y geriátricos.

En Canarias, el dueño de un negocio o el organizador de un evento abierto al público puede exigir a sus clientes el certificado covid. Esa decisión está pendiente de ratificación por parte de los tribunales, pero a Canarias ya no se puede entrar sin el certificado, porque lo que sí ha empezado el cribado a los viajeros nacionales que lleguen a las islas por vía aérea o marítima: todos ellos deberán presentar un certificado de vacunación, de haber superado la enfermedad, o una prueba diagnóstica negativa. 

Cataluña lo exigía ya para restauración, gimnasios y visitas a residencias. Se extiende a cines, teatros, auditorios y galerías comerciales, aunque solo si hay actividad de baile o restauración en el interior.  

Comunidad Valenciana lo requiere ya en locales de hostelería, restauración, ocio y entretenimiento, con aforo superior a 50 personas; en locales de actividades recreativas, eventos, celebraciones y festivales de música con más de 500 personas, así como en residencias y hospitales.

Galicia tiene autorización judicial para solicitar el pasaporte covid en cuatro áreas: ocio nocturno, albergues que quieran usar el 100% del aforo, visitas a los hospitales y los restaurantes en el interior, y en bares y cafeterías a partir de las 21.00 horas.

Murcia solo lo exige en locales de ocio o celebraciones con el 100% de aforo. Actualmente hay localidades que lo tienen limitado allí al 30% porque están riesgo muy alto de incidencia. 

País Vasco ha activado el decreto de Emergencia Sanitaria, que habilita al Gobierno a implantar medidas restrictivas. Desde este sábado además, exigirá el pasaporte covid en locales de ocio nocturno, de baile y espectáculos, así como en los restaurantes con capacidad para más de 50 comensales. 

Navarra lo requiere en bares especiales y discotecas, restaurantes con más de 60 comensales y para espectáculos culturales.