La fundación Fundecyt-PCTEX y la Agencia Extremeña de Energía (Agenex) presentarán el próximo 16 de diciembre en Badajoz el Laboratorio de Transición Energética de Extremadura. Se trata de uno de los tres laboratorios que se pondrán en marcha en territorio europeo y que, junto a los de la región de Las Tierras Altas de Escocia y Ostrobothnia en Finlandia, trabajarán en impulsar la investigación e innovación responsable para una transición energética justa y sostenible desde la Ciencia, la Tecnología y la Innovación.

La iniciativa está enmarcada en el Proyecto RIPEET que financia Europa a través del Programa Horizonte 2020 y que aglutina a administraciones, universidades y centros de investigación de los tres países que pondrán en marcha laboratorios de transición energética.

La asistencia a la presentación es libre, y la inscripción ya se puede formalizar en la página web de Fundecyt-PCTEx, donde también se puede consultar el programa del evento, que arrancará a las 10.30 horas con la apertura a cargo de la consejera para la Transición Energética y Sostenibilidad, Olga García, y el secretario general de Ciencia, Tecnología, Innovación y Universidad de este departamento, Jesús Alonso.

Después, se llevará a cabo una presentación del Proyecto RIPEET, y en el que también se presentará un diagnóstico sobre el ecosistema de I+D+i energético de Extremadura y se desarrollará un debate sobre las prioridades en el sector energético, principales retos, necesidades de innovación y potenciales soluciones.

Será un espacio de aprendizaje, interacción e interconexión entre gobierno, ciudadanos, industria y academia para, de manera colaborativa, abordar la problemática actual del sector energético, los escenarios futuros preferibles, y las posibles estrategias para alcanzar un modelo sostenible, según informa la Junta en una nota. 

Este laboratorio extremeño trabajará en la definición de soluciones innovadoras y su desarrollo de manera que puedan contribuir a una transición más justa y sostenible desde un nuevo enfoque que, en los últimos años, está ganando importancia a nivel de políticas europeas, denominado Investigación e Innovación Responsable o RRI. Anticipa y evalúa las posibles implicaciones y las expectativas de la sociedad con respecto a la investigación y la innovación, con el objetivo de fomentar el diseño de procesos de investigación e innovación inclusivos y sostenibles.