De momento, la Junta de Extremadura ha dado autorización para celebrar tres cotillones en Nochevieja de las cinco peticiones que recibió. Estas procedían de Badajoz, Cáceres, Montijo, Alburquerque y Mérida. No se han dado detalles de cuáles son las que han obtenido luz verde y por qué; tampoco se si va aplicar alguna medida especial por tratarse de sitios cerrados con numeroso público donde se consumen bebidas con asiduidad. 

Lo cierto es que hasta la fecha la consejería de Sanidad ha dejado claro que no habrá restricciones ni limitaciones en la hostelería en las fechas navideñas. De hecho, se estaba a la espera de saber cuáles serían las medidas para afrontar la sexta ola del covid antes de tomar una decisión con respecto a las fiestas especiales del 31 de diciembre. Finalmente se han autorizado, por ahora, tres.

Lo primero que se supo es que en esa noche del 31 al 1 de enero (al igual que del 24 al 25 de diciembre) habría libertad horaria, según el acuerdo alcanzado entre la consejería de Agricultura (responsable también de espectáculos públicos), la Creex (Confederación Regional Empresarial Extremeña) y la Asociación regional Contra el Ruido.

No obstante, previamente, los establecimientos preparados para las fiestas ya habían puesto a la venta las entradas, agotándolas en pocas horas.