Tiernos corderos y crujientes cochinillos, deliciosa ternera, gran variedad de quesos, miel, excelentes vinos y cervezas, jamón y embutidos de primera, frutas de temporada, exquisitas conservas de pimientos, tomates y setas, panes de tomate y bellota, dulce membrillo, crema de almendras, frutos secos, chocolates, bombones de higo, pimentón picantón y dulce, magníficos turrones, licores y buenos cavas producidos en Extremadura, alimentos que no pueden faltar en la mesa esta Navidad.

En estas fechas tan señaladas, la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio anima a consumir los sabrosos alimentos y productos de calidad con sello extremeño.

Además de deleitar los paladares de familiares y amistades, estas compras navideñas contribuirán a generar economía circular, a mejorar la renta de productores y a potenciar las cooperativas.

Saborear alimentos extremeños, brindando con un buen vino de la tierra es la mejor forma de reconocer el trabajo y el esfuerzo diario de muchas personas. Adquirir productos con sello extremeño es una forma de homenajear a las pequeñas y medianas explotaciones agropecuarias, vitales para el mantenimiento de nuestros pueblos y territorio.

Extremadura sigue sumando nuevas marcas de alimentos que son recocidas con sellos de Denominación de Origen Protegida y de Indicación Geográfica Protegida. Estos sellos cuentan con el apoyo económico y promocional de la Junta de Extremadura, avalando la calidad y la singularidad de estas joyas gastronómicas.

Se trata de alimentos que reúnen una serie de atributos que los hacen únicos. Se producen en las diferentes comarcas que componen la geografía extremeña y cuyos métodos, extensivos o semi extensivos, respetan los principios de sostenibilidad al generar menos residuos y emisiones. Además, aprovechan los recursos naturales de dehesas y espacios naturales como bellota, hierba, pastos y rastrojos del formidable campo extremeño.

Elaboración tradicional de quesos extremeños. EL PERIÓDICO

Recientemente se reconocía por sus atributos históricos, económicos, además de orográficos a la DOP del Queso de Aceúche. Queso elaborado exclusivamente a base de leche cruda de cabras de las razas Murciana-Granadina, Florida, Malagueña, Verata y Retinta, así como sus cruces, con una maduración de al menos 40 días.

Este queso se adscribe tanto en la producción de la leche como en su elaboración a la provincia de Cáceres, abarcando municipios de la zona centro-oeste y ocupando una superficie aproximada de 396.000 hectáreas.

El cabrito extremeño también ha logrado el sello europeo como Indicación Geográfica Protegida, en carne fresca de cabrito y cabrito lechal, alcanzando así la excelencia y un certificado que le asegura mayor presencia en los mercados.

Esta IGP abarca geográficamente todas las comarcas de la comunidad y su carne procede de las razas Verata, Retinta, Florida, Malagueña, Murciano-Granadina, Blanca Andaluza, Cabra de las Mesetas o Serrana, Payoya, o los cruces entre dichas razas.

Para dar cuenta de la importancia de las DOP e IGP de la Comunidad, los beneficios alimentarios y la economía que generan, indicar que alrededor de 18.000 explotaciones de la región generan su actividad entorno a estos sellos.

Aceitunas y aceite con denominación de origen. EL PERIÓDICO

Extremadura dispone de 11 DOP y 4 IGP

La región ya cuenta con 11 denominaciones de origen protegidas que son Dehesa de Extremadura, Queso de la Serena, Torta del Casar, Queso Ibores, Queso de Aceúche, Pimentón de la Vera, Cereza del Jerte, Aceite Monterrubio, Gata-Hurdes, Miel Villuercas-Ibores y Ribera del Guadiana; y otras 4 indicaciones geográficas protegidas, denominadas Ternera de Extremadura, CORDEREX, Cabrito de Extremadura y Vinos de la Tierra de Extremadura.

Además, la región dispone de otros cuatro sellos de calidad como son las DOP Guijuelo, Jabugo, Cava y la IGP Carne de Ávila, que son compartidos con comunidades limítrofes.

Próximos sellos

La Junta está trabajando en lograr la denominación o indicación geográfica protegida del Aceite Virgen Extra Villuercas-Ibores-Jara y la Morcilla de Guadalupe.

La Consejería de Agricultura también está apoyando el estudio para que Aceites de la Campiña Sur y Garbanzos de Valencia del Ventoso, así como la Aceituna Manzanilla Cacereña y la Morcilla Patatera sigan los pasos necesarios para constituir también más figuras de calidad para estos productos iguales de exquisitos que importantes desde el punto de vista gastronómico, económico, social.

Estas marcas reconocen principalmente producciones del medio rural, por lo que resultan indispensables como herramientas de desarrollo económico, social y para el mantenimiento de la actividad de los pueblos y la población rural.

LOGO+Agricultura Centrado Trans

LOGO+Agricultura Centrado Trans EL PERIÓDICO