«Mira, Alberto Garzón, de cerdos ibéricos extremeños, de esos que pasan 60 días en la dehesa engordando hasta un kilo al día comiendo bellotas. Explícale a mis ganaderos extremeños lo que vas diciendo a la prensa extranjera, diles a la cara que esta carne es de mala calidad. ¡Dimite ya!». Es la transcripción del mensaje que el diputado pacense del PP en el Congreso Víctor Píriz dejó en su perfil de Twitter para cargar contra el Ministro de Consumo. Las palabras iban acompañadas de una imagen con dos trozos de carne.

Esta reacción es la respuesta a la entrevista que Garzón concedió al rotativo británico The Guardian donde, entre otros asuntos, defendía una gandería extensiva frente a otra intensiva, que produce carne de mala calidad.

Las declaraciones del ministros ha sido interpretadas (o malinterpretadas) de varias maneras y se ha vuelto a encender la mecha. Píriz ha sido uno de los que ha aprovechado para mantener el fuego encendido.

«Para que la carne esté al alcance de todos, ambas hacen faltan. El dinero otra vez»

Pedro Mercado - Bodega Pago Los Balancines

No obstante, parte de lo que consiguió con su tuit fueron numerosas respuestas de usuarios de Twitter que le achacaban que tanto él como Garzón estaban defendiendo lo mismo: la ganadería extensiva.

«¿Ha dimitido ya?»

Tras el aluvión, el diputado del PP volvió a la carga: «Me encanta despertar ilustrado por cientos de comunistas, la mayoría bots y algunos con sangre, tratando de justificar las declaraciones de Garzón. Hay que tener moral y ser muy muy fan para gastar dinero en bots que justifiquen lo que dijo el señor. ¿Ha dimitido ya?».

Otras voces extremeñas también se han expresado al respecto en esta red social; por ejemplo, el dueño de la bodega Pago Los Balancines, Pedro Mercado, quien manifestó en su perfil personal: «Tema de la carne de macrogranjas. Sencillo. Extensiva: más calidad, animales mejor, medioambiente mejor, más cara. Intensiva: menos calidad, animales peor, medioambiente peor, mucho más barata. Si queremos que la carne esté al alcance de todos, ambas hacen falta. El dinero otra vez».