Comienza el curso escolar y se retoma la vacunación infantil contra la covid-19 en los colegios extremeños con 30.000 nuevas dosis pediátricas que llegaron ayer a la comunidad. Mañana, día 12 de enero, los equipos sanitarios del SES volverán a los centros educativos con las fórmulas de Pfizer para vacunar a los menores extremeños de entre 5 y 8 años. No obstante, con carácter excepcional el proceso arranca ya hoy en un centro educativo: el colegio Nuestra Señora de la Soledad de Aceuchal (Badajoz), que tuvo que suspender el inicio de la vacunación en diciembre por el alto número de casos en el centro, que hubo incluso que cerrar y pasar a formación virtual.  

En total, según los datos del Ministerio de Sanidad todavía faltan más de 44.000 escolares extremeños por recibir la primera dosis (casi el 68% del total de la población de entre 5 y 12 años a vacunar) y aunque esta segunda fase está destinada especialmente a los alumnos de entre 5 y 8 años, también se podrán vacunar ahora aquellos estudiantes de entre 9 y 11 años que no hayan recibido la primera dosis durante el mes de diciembre bien por encontrarse confinados por ser contactos o casos positivos, bien porque sus familias no lo autorizaran entonces y ahora hayan cambiado de opinión. «Si ahora quieren, podrán hacerlo», señaló ayer el secretario general de Educación, Francisco Javier Amaya, en una entrevista en la radio pública extremeña. 

No se quedarán a la observación

La novedad respecto a la primera ronda desarrollada en diciembre, es que ahora sí podrán acudir las familias a los centros para acompañar a sus hijos, pero solo durante el momento del pinchazo. «Se va a permitir la entrada de algún miembro de la familia pero de manera controlada y solo en el momento de la inoculación y no en la observación posterior de media hora», aclaró Amaya. 

Para ello, los centros educativos serán los encargados de disponer cómo se realiza la entrada de los familiares para evitar que se produzcan aglomeraciones. No obstante, desde la unidad educativa de gestión de casos covid remitieron ayer a los centros escolares unas nuevas instrucciones con matizaciones «para que la entrada de las familias que así lo consideren se lleve a cabo de manera controlada», precisó Amaya.