Los centros educativos de Extremadura han vuelto a abrir sus puertas esta semana tras más de 20 días de vacaciones y lo han hecho con un nuevo protocolo. Tras el cambio de estrategia a nivel nacional, la Consejería de Educación y Empleo ha hecho las modificaciones pertinentes y el pasado lunes envió a todos los colegios e institutos de la región el nuevo documento que marca el manejo de los casos covid dentro de las aulas «mientras la situación epidemiológica se mantenga en el escenario actual de alta circulación viral», especifica.

¿Qué hacer ante la sospecha de un positivo en un aula?

El alumnado, profesorado y otro personal que presente síntomas respiratorios con covid-19, independientemente de su estado de vacunación, no deberá acudir al centro educativo hasta que tenga un resultado de una prueba diagnóstica de infección activa (PDIA), o en caso de que no haya sido posible realizar la prueba diagnóstica, hasta que finalice el periodo de aislamiento mínimo de siete días y siempre que hayan transcurrido tres días desde el fin del cuadro clínico.

¿Los positivos pueden volver a clase a los 7 o a los 10 días?

El periodo de aislamiento debe ser de siete días y al octavo, por tanto, los alumnos podrían volver al centro educativo siempre que ya no tengan síntomas. No será necesaria la realización de una prueba diagnóstica al alta para poder levantar el aislamiento, pero hasta los 10 días posteriores al inicio de los síntomas o a la fecha de diagnóstico en los casos asintomáticos, las personas positivas deberán extremar las precauciones y reducir todo lo posible las interacciones sociales utilizando de forma constante la mascarilla, de acuerdo a la legislación vigente. Se debe evitar especialmente el contacto con personas vulnerables.

¿Qué debe pasar para que se confine a toda un aula ?

Ante la aparición de un primer caso en una clase y hasta que se den cuatro casos positivos incluidos, el resto de los alumnos y alumnas de los niveles educativos de infantil y primaria no tendrán que realizar cuarentena, a excepción de las personas con inmunosupresión. En el caso del profesorado y el alumnado a partir de 1º de la ESO se seguirán las indicaciones de cuarentena que se proponen para la población en general (en la Estrategia publicada el 30 de diciembre del 2021), que es el aislamiento de los contactos estrechos del positivo solo en el caso de que no estén vacunados o presenten situación de vulnerabilidad. 

¿Qué hago en caso de contacto con un positivo?

A los contactos estrechos que están exentos de cuarentena se les recomienda extremar las medidas higiénicas y de prevención durante los 10 días posteriores a la última exposición (uso continuo y adecuado de la mascarilla en los alumnos que deben llevarla, mantenimiento de la distancia y de una ventilación correcta). Se recomienda también limitar los contactos, que deberán ser solo con las personas pertenecientes a aquellos grupos con los que interaccionan habitualmente dentro del colegio, no acudir a actividades extraescolares y reducir todo lo posible sus interacciones sociales, utilizando de forma constante la mascarilla. Especialmente se debe evitar el contacto con personas vulnerables. Solo se debe hacer pruebas de diagnóstico activo a los contactos estrechos vulnerables o que vivan en entornos vulnerables. Asimismo, ante la aparición de síntomas compatibles no deberán acudir a clase y deben contactar con el sistema sanitario. 

¿Qué ocurre cuando haya cinco positivos en un aula o alcance al 20% del alumnado?

Cuando se alcance esta cifra en infantil y primaria se cerrará el aula completa. En todos los niveles educativos se deben seguir las indicaciones de cuarentena que se proponen para la población en general: aislamientos de siete días para las personas contagiadas. Los contactos estrechos vacunados están exentos de cuarentena, pero deben extremar las precauciones. Y los no vacunados también estarán aislados siete días siempre que no desarrollen síntomas.