Esta semana está previsto que termine la vacunación pediátrica frente al covid-19 en los colegios extremeños, sin embargo el proceso se puede alargarse todavía más, ya que hay alumnos que no podrán vacunarse cuando les tocaría en sus centros. En unos casos por haber pasado el covid recientemente o por estar infectado en ese momento, pero en otros casos por ser contacto estrecho de un caso positivo. Así lo determina el protocolo fijado para la vacunación pediátrica. En los grupos burbuja (de 1º a 4º de Primaria, los alumnos que están vacunándose actualmente) cuando haya un solo caso positivo se debe aplazar la vacunación de todo el grupo al menos hasta los siete días después del último contacto. 

La razón es que a efectos prácticas todos los alumnos que conforman ese grupo tienen la consideración de contacto estrecho de un positivo y «se debe posponer tanto en los casos covid positivo, como en los contactos estrechos de un caso confirmado hasta la finalización del periodo de cuarentena establecido por las autoridades sanitarias (7 días) y siempre que no presenten síntomas», explican fuentes de la Consejería de Sanidad. Desde la administración sanitaria aseguran que no saben cuántos alumnos han tenido que aplazar el primer pinchazo por esta razón: «no disponemos del dato real; es muy variable por áreas de salud», apuntan. 

¿En el cole o en el centro de salud? 

Tampoco está claro donde se vacunarán estos alumnos que tengan que aplazar la vacunación una vez que los equipos sanitarios dejen de acudir a los colegios extremeños a poner las primeras dosis, algo previsto que ocurra en esta semana, en principio. «Mientras está activa la vacunación de los colegios, se hará en los colegios. Más adelante se estudiará si en el centro de salud o en el centro educativo, dependerá de la casuística y los números», precisan desde la Consejería de Sanidad. 

Este aplazamiento podría estar afectando a un buen número de alumnos que serían contactos estrechos de los 2.000 escolares extremeños que han dado positivo en la primera semana de clase tras la vuelta de la Navidad. Los primeros podrían vacunarse aún esta semana, pero aquellos que den positivo esta semana ya deberían esperar a la próxima para poder inocularse la primera dosis de Pfizer.

Entre las regiones con mayor tasa de cobertura

En cualquier caso, la vacunación infantil continúa avanzando día tras en día en Extremadura. Según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, publicados hoy, hasta ayer lunes se había alcanzado ya a más de la mitad de la población de entre 5 y 11 años susceptible de recibir la vacuna.

En concreto, pueden recibir la primera dosis 67.546 escolares extremeños y el lunes ya se habían vacunado 37.997, el 56,3% del total. De esta forma, Extremadura se sitúa entre las cinco regiones del país con mayor tasa de cobertura frente al covid entre la población infantil. Solo Galicia (80,3%), Asturias (67,4%), Castilla y León (61,5%) y Cantabria (58,7%) superan a la región.