ENTREVISTA | SAMUEL MORALEDA PRESIDENTE DE LA CONFEDERACIÓN HIDROGRÁFICA DEL GUADIANA

«Sometemos a mucha presión a las masas de agua subterránea»

Samuel Moraleda, presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana.

Samuel Moraleda, presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana. / EL PERIÓDICO

Juan José Ventura

Juan José Ventura

Hoy se conmemora el Día Mundial del Agua, que este año tiene como lema ‘Aguas Subterráneas, hacer visible lo invisible’. ¿Qué importancia tienen estas aguas en la cuenca del Guadiana?

Son fundamentales. Las aguas subterráneas constituyen un componente esencial del ciclo hidrológico y desarrollan una importante función ambiental que nos permite mantener ríos, humedales, ecosistemas  relacionados y contribuyen al desarrollo social y económico del territorio. En Extremadura tenemos cinco masas de agua de este tipo identificadas. 

La CHG ha presentado hoy un vídeo dedicado precisamente a los acuíferos bajo el título ‘Cuidemos el agua bajo nuestros pies’. En él se muestran los factores que inciden de manera más determinante en su deterioro.

Esos factores están relacionados con la presión a la que sometemos a las masas de agua subterránea. Uno de ellos es el uso excesivo, que da lugar a una explotación no sostenible, cuando la extracción de las mismas supera a la recarga natural. Es lo que se denomina sobreexplotación. Otro factor es la contaminación difusa por el uso de fertilizantes, residuos ganaderos y vertidos no convenientemente depurados de origen urbano e industrial, que se infiltran y deterioran la calidad de las aguas y condicionan los usos socioeconómicos asociados a ellas. 

undefined

¿Qué papel juega la CHG en la protección de estas aguas subterráneas, para preservarlas y evitar la sobreexplotación de los acuíferos y su contaminación? 

En aguas subterráneas hay que actuar prioritariamente en aquellas que han sido declaradas en riesgo de no alcanzar el buen estado, tanto cuantitativo como químico. Ejemplo de esta situación es la masa de agua subterránea de Tierra de Barros. En estas masas, la CHG tiene aprobado un programa de actuación con unas medidas de gestión para revertir el deterioro y alcanzar el buen estado y ha aprobado la constitución de una comunidad de usuarios de aguas subterráneas que debe colaborar con el organismo de cuenca para contribuir a la recuperación del estado de las masas de agua. Finalmente la CHG lleva a cabo una serie de medidas, tales como el control directo del uso de cada captación mediante caudalímetros. control indirecto de las superficies de regadío mediante la teledetección. y análisis de los estados cuantitativo y cualitativo en las redes de control establecidas en cada masa de agua subterránea.

Estamos viviendo un periodo de sequía. ¿Qué medidas tiene previsto adoptar la CHG para hacerle frente?

Acabamos de declarar la cuenca del Guadiana en una situación excepcional por sequía extraordinaria. Hemos adoptado medidas en el ámbito extremeño tanto el sistema general como en la comarca de Tentudía. Disponemos de instrumentos normativos para ello, como el Plan Especial de Sequías, que tratan de minimizar los impactos medioambientales, económicos y sociales de eventuales episodios de sequía como el actual. En ellos se recogen restricciones a determinados usos, tanto en las aguas superficiales como en las subterráneas cuando han sido declaradas en riesgo. 

undefined

Los planes hidrológicos de segundo ciclo se están revisando, dando lugar a unos nuevos planes para el tercer ciclo (2021-2027). ¿Qué incorporarán respecto a los actuales?

Previsiblemente serán aprobados antes del verano. En el ámbito de las aguas subterráneas definen los recursos disponibles para cada una de las masas y asignamos estos recursos a los distintos usos. Hay que destacar el plan de medidas del plan hidrológico donde se definen las actuaciones para conseguir el buen estado de las masas. Podemos destacar las actuaciones de mejora del abastecimiento de la zona centro-sur de Badajoz. En concreto, la conexión de Los Molinos con Tentudía para resolver el problema estructural de esta mancomunidad. Otras actuaciones serán la mejora de la regulación de la margen derecha del Guadiana con las obras de conexión de los ríos Pizarroso, Alcollarín y Búrdalo, así como inversiones en la mejora de la calidad de las aguas como la depuradora de Don Benito-Villanueva, la de Montijo-Puebla de la Calzada y la de Villafranca de los Barros entre otras muchas actuaciones.