En las últimas semanas se habían intensificado las voces que reducían las posibilidades de Extremadura para albergar la gigafactoría de baterías de litio de Volkswagen y Seat en favor de Sagunto (Valencia) y este miércoles la compañía ha confirmado que será la localidad valenciana la que albergará la planta. Es la que planea construir en España para equipar sus coches eléctricos, la segunda del consorcio después de la de Alemania. Además de Extremadura y Valencia, optaban a acoger la gran fábrica Aragón y Cataluña, que quedaron antes descartadas.

El presidente de Seat, Wayne Griffiths, y el presidente del consejo de administración de Seat y responsable de Componentes de Volkswagen, Thomas Schmall, han confirmado la elección de Sagunto para albergar esta infraestructura clave para la transformación de la industria automovilística española; lo han hecho en una conferencia de prensa en Barcelona para la presentación de los resultados de Seat de 2021. En su discurso han hablado de que se han tenido en cuenta alrededor de un centenar de criterios para tomar la decisión "y se ha destacado la buena logística" en la zona por la proximidad al puerto y su infraestructura, que garantiza la "celeridad" en la distribución de las celdas de baterías a las plantas del grupo alemán en Martorell y Pamplona; así como la posibilidad de contar con "personal" cualificado para trabajar en la instalación. Esas dos cuestiones serían además los puntos más débiles de la candidatura extremeña.

Lo que no se ha definido en esa conferencia, según informan fuentes de la empresa, es de dónde procederán los componentes básicos que se utilizarán en la fabricación de esas celdas de baterías y si el litio procederá o no de España. El proyecto minero más avanzado en el país es el de Cañaveral, en la provincia de Cáceres.

Más de 3.000 empleos

La gigafactoría de baterías generará alrededor de 3.000 puestos de trabajo, según avanzó Schmall, que señaló que esta infraestructura se enmarca en un esfuerzo inversor del consorcio alemán por movilizar más de 7.000 millones de euros para la electrificación en España. "Será la mayor inversión industrial jamás realizada en España", aseguró también Griffiths, que ha anunciado también que en los próximos días y semanas presentarán la solicitud para optar a las ayudas del PERTE del vehículo eléctrico.

El presidente de Seat mostró su confianza en que se puedan hacer realidad los planes del consorcio en España, que pasan por producir a partir de 2025 unos 500.000 coches eléctricos en la planta de Martorell (Barcelona), además de otros centenares de miles en Pamplona.

Griffiths ha afirmado que "hay que salir a ganar", pero ha admitido que "no podemos hacerlo solos", por lo que ha pedido la ayuda del Gobierno y de las comunidades autónomas a la hora de mejorar la infraestructura de cargadores y las ayudas a la compra de vehículos eléctricos.