"La Semana Santa ha sido un punto de inflexión muy importante para la vuelta del turismo y la hostelería en Extremadura". De esta forma se ha pronunciado este lunes en rueda de prensa el portavoz de la Junta de Extremadura, José Antonio González, quien ha destacado que la mayoría de la ciudades extremeñas han registrado "casi un 100% de ocupación hotelera", además de "un gran movimiento en la hostelería". "Ha sido una Semana Santa muy importante para nuestra región", ha subrayado.

"Queremos mostrar la satisfacción y alegría por parte de la Junta del resultado de la Semana Santa en cuanto a turismo y hostelería", ha reiterado González. En esta línea, el portavoz ha recordado que "veníamos de dos años muy complicados" para estos sectores, que son "muy importantes" para el Producto Interior Bruto (PIB) regional, así como para la creación de empleo. "Todos tenemos conocidos y amigos que viven de esto, sabemos lo complicado que ha sido este tiempo", ha apuntado.

En este sentido se expresa también la presidenta de la Federación Extremeña de Turismo Rural (Fextur), Victoria Bazaga, quien ha manifestado a este diario que "al final se cumplieron las previsiones" para la Semana Santa, ya que los alojamientos han tenido "una ocupación muy alta, de en torno al 90%, y con muchos establecimientos al completo". "Los compañeros de restauración, hostelería y actividades también han tenido muchas reservas y han vendido mucho", ha indicado.

El turismo que ha registrado Extremadura ha sido de tipo familiar y de procedencia nacional. "Hemos tenido tres noches de pernoctaciones, que eso es magnífico", ha señalado Bazaga. Los días fuertes se dieron desde el pasado jueves hasta el domingo, aunque ha recordado que antes de la crisis sanitaria "estábamos acostumbrados a vender 10 días en Semana Santa y ahora son cuatro o cuatro días y medio". "No llegamos a las cifras que teníamos antes de la pandemia, pero estamos contentos y esperando que tengamos una buena primavera y verano", ha subrayado.

Para el presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Extremadura (Setex), Antonio Martínez, los datos de visitantes durante la Semana de Pasión fueron «muy positivos en Extremadura, al igual que en toda España, así que no nos demos un baño de éxito, porque también hay que ser realistas con los problemas que tenemos, ya que necesitamos que vengan más turistas y puedan contar con sitios para alojarse»

«Todo ha estado prácticamente lleno, pero también hay que incidir en que la gente que venga gaste dinero en restauración», ha puntualizado. «Necesitamos más hoteles rurales con mayor potencial para ofrecer nuevos servicios a los turistas», ha expresado Martínez, quien considera que las grandes ciudades de Extremadura «funcionan» sin problemas. «Las cifras de visitantes se van a mantener, pero tenemos que seguir mejorando», ha recalcado.