Kiosco

El Periódico Extremadura

INICIATIVA SOLIDARIA EN EL INSTITUTO DE ESPAÑOL COMO LENGUA EXTRANJERA (IELE), DEPENDIENTE DE LA UEX

El IELE necesita recursos para seguir enseñando español a ucranianos

El Instituto de Español como Lengua Extranjera imparte clase gratis a una veintena de personas y esperan que lleguen más. La actividad está asegurada este mes gracias a docentes en prácticas de un máster

Un grupo de refugiados recibe una clase de español para extranjeros, en una imagen de archivo. EL PERIÓDICO

Recibieron la propuesta de particulares y de la organización humanitaria Accem para impartir clases de español a personas refugiadas recién llegadas de Ucrania a Extremadura y están arrimando el hombro todo lo que pueden para ayudar. Pero sus recursos son limitados y temen tener que dejar la actividad cuando finalice el mes de mayo y los docentes de prácticas, que proceden del máster en enseñanza de español como lengua extranjera que imparte la UEx y se están encargando de esta actividad altruista, acaben su periodo formativo. 

Es la situación en la que se encuentra el Instituto de Español como Lengua Extranjera (IELE), dependiente de la universidad extremeña y ubicado en la sede del Instituto de Lenguas Modernas (ILM) de Cáceres, que cesó su actividad en 2019. Desde entonces, este edificio prácticamente solo alberga el IELE que se encarga, entre otras cosas, de impartir distintos cursos. Y la última actividad en sumarse han sido hace apenas tres semanas los cursos de español de emergencia para los ucranianos que se refugian en la región. 

«Nos han pedido ayuda y hemos respondido todo lo rápido que hemos podido con los recursos que teníamos. Hemos empezado con los profesores que teníamos en prácticas del máster de español de la UEx, que podían dedicar horas a estos cursos, y que han respondido maravillosamente a esta situación de necesidad. Creo que podemos dar respuesta durante este mes de mayo con los recursos que tenemos ahora y estamos a la espera de ver si podemos conseguir ayudas de algún tipo para poder continuar más allá de este mes», señala Francisco Jiménez, director del IELE. 

Asegura que los profesores titulares tienen todas las horas ya cubiertas y le consta que se están moviendo tanto desde el Vicerrectorado de Extensión Universitaria como desde la dirección del máster universitario para conseguir recursos y seguir adelante con esta iniciativa.

Actualmente cuentan con tres grupos y una veintena de alumnos refugiados, que acuden a clase por las mañanas de lunes a jueves, pero siguen llegando más personas en busca de ayuda. «Están viniendo poco a poco y no sabemos cuántas personas más vendrán».

'Grosso modo' y en función de muchos factores, Jiménez indica que tras un mes y medio de formación un ucraniano sin conocimiento del idioma y en la situación de inmersión en la que están en estos momentos podría desenvolverse en español en algunas situaciones, «pero depende de su lengua materna, de los hábitos de estudio de la persona, de si habla otras lenguas,...». De hecho, destaca que entre los alumnos hay personas que no tienen ningún conocimiento previo de español y algunas ni siquiera de inglés, con lo cual «los docentes han tenido que usar otras estrategias para empezar estos cursos porque no tenían lenguas comunes». 

Sin profesores en las aulas para no nativos

En Extremadura hay actualmente cerca de 200 menores ucranianos escolarizados en los centros educativos. Para su integración utilizan principalmente el inglés, pero el ministerio se ha comprometido a contratar a auxiliares de lengua ucraniana que puedan ayudarles en su adaptación. Pero más allá de estos, el director del Instituto de Español como Lengua Extranjera (IELE), Francisco Jiménez, reivindica la existencia en los centros educativos de Primaria y Secundaria de profesores de español para no nativos. 

«Es un problema que viene de atrás y nunca han existido plazas para ellos. Así como, por ejemplo, son fundamentales las figuras de intérpretes de lengua de signos, que están consolidadas en los centros educativos desde hace años, nunca se ha puesto en marcha un protocolo para tener contratados profesores de español que respondan a situaciones como la que ahora nos encontramos con las personas de Ucrania», señala el director del IELE. La situación con la población ucraniana es muy reciente, pero recuerda que «hace décadas que tenemos estudiantes que no son nativos de español y están aquí por distintas razones, pero nunca ha habido atención ni profesionales específicos de español como lengua extranjera, como los que formamos en el máster de la UEx, y creo que esto debería empezar a ponerse en marcha en algún momento». Añade que estos docentes son una figura clave porque la progresión en el aprendizaje del español «no tiene nada que ver cuando se realiza con una persona formada específicamente». 

Compartir el artículo

stats