Kiosco

El Periódico Extremadura

Ingresos tributarios del Estado en la región

La recaudación de Hacienda en Extremadura sube un 11% hasta marzo impulsada por la inflación

Alcanza la mayor cifra de la serie histórica, 367 millones de euros. El anterior máximo databa de 2008. El crecimiento está muy vinculado al alza de precios y a su impacto en el IVA y el IRPF

La recaudación de Hacienda en Extremadura sube un 11% hasta marzo impulsada por la inflación PÉREZ CABEZA

Hacienda recaudó 367 millones de euros en Extremadura durante el primer trimestre de este año, un 11,2% más que los 330 millones que ingresó entre enero y marzo del ejercicio pasado, y el montante más elevado de toda la serie de datos de la Agencia Tributaria para este periodo. El anterior máximo databa de 2008, con 355,5 millones de euros. El crecimiento, que con ser alto es menor que el promediado en todo el país (20,2%), está muy vinculado a la evolución de los precios y a su impacto en el IVA y el IRPF.  

Más de una tercera parte de todo lo recaudado por la Agencia Tributaria en estos tres meses correspondió al IVA, que firmó una subida del 10,2% en relación al mismo intervalo temporal del año anterior, hasta suponer 128,8 millones de euros. Este importante crecimiento, que en todo el país fue del 21,3%,  tiene su origen en buena medida en la comparación con meses afectados por las distintas restricciones a la actividad derivadas de la pandemia «o, como es el caso de enero, con hechos puntuales como fue la tormenta Filomena», se explica en el informe de la Agencia Tributaria. No obstante, al margen de este hecho se señala también que «la tendencia en estos últimos meses es clara» y se caracteriza «por el extraordinario crecimiento del gasto sujeto al impuesto que, en términos de la forma en que se liquida el mismo, se traduce en fuertes incrementos en ventas y compras (en ambos casos en el entorno del 30% desde noviembre) justificadas en parte por las subidas de precios de los últimos meses». 

El Irpf aumenta un 9,7% sus ingresos

El impuesto que concentra una porción mayor de los ingresos tributarios del Estado, el IRPF, cerró el primer trimestre con un alza del 9,7% en la región, que llevó a unos ingresos netos de 231,5 millones de euros, con un comportamiento muy similar al nacional (10,2%). El principal componente del impuesto, que es el de las retenciones del trabajo y de las actividades económicas, avanzó un 13% en marzo y un 11,8% en el trimestre, con unos crecimientos altos tanto en el sector privado como en el público. Las razones que están detrás de estos aumentos, se aclara, son dos. Por un lado, la aceleración del ritmo de crecimiento del empleo en estos primeros meses del año; por otro, «la subida del salario medio (un 2,5% en los dos primeros meses del año, punto y medio más que en 2021), incremento que probablemente esté reflejando el traslado a los salarios del repunte inflacionario», que conlleva además un «aumento del tipo efectivo que también se traduce en más ingresos».

En cuanto a los resultados en el Impuesto sobre Sociedades hasta marzo, desde la Agencia Tributaria se recuerda que «no tienen ningún significado económico», una vez que en los primeros meses del año se realiza la mayor parte de las devoluciones correspondientes a la campaña el año anterior y no se contabilizan apenas ingresos, lo que da como resultado una recaudación negativa, que en Extremadura ascendió a 7,2 millones de euros, frente a los 9,8 millones (igualmente negativos) contabilizados en el arranque del ejercicio pasado. 

Por último, la recaudación por impuestos especiales en la comunidad autónoma se situó en 6,5 millones de euros, frente a los 3,1 obtenidos de enero a marzo de 2021. En el conjunto del Estado crecieron un 7,2%, un aumento que está condicionado por la rebaja del tipo en el Impuesto sobre la Electricidad, sin la que el avance sería del 18,4%. El Impuesto sobre Hidrocarburos acumula un crecimiento del 19,2%, «en parte por la comparación con meses con limitaciones en la movilidad». En cualquier caso, se matiza, «el nivel alcanzado sigue siendo reducido» y queda por debajo de los ingresos medios mensuales del segundo semestre de 2021 o del primer trimestre de 2020 para esta figura. «Las fuertes subidas de precios que están registrando los productos sujetos al impuesto explican que la expansión no sea mayor», se justifica.

Compartir el artículo

stats