Kiosco

El Periódico Extremadura

CONTINÚA LA POLÉMICA POR LAS IMÁGENES SUPUESTAMENTE GRABADAS EN EL PARQUE NACIONAL

Fedexcaza insiste en que la jaula es «sin ninguna duda» de Monfragüe

La Junta ha llevado a Fiscalía el vídeo del ciervo agonizando por injurias y calumnias. La federación cree que esto permitirá investigar «todo lo que se hace» en este espacio protegido

Imagen contenida en el vídeo difundido en febrero por la Federación Extremeña de Caza.

«Nos parece perfecto. Así tendremos la oportunidad de que se investigue y se ponga encima de la mesa todo lo que se hace en Monfragüe». De esta forma valoró ayer el presidente de la Federación Extremeña de Caza (Fedexcaza), José María Gallardo, la decisión de la Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad de denunciar ante de la Fiscalía de Medio Ambiente y el Seprona el vídeo de un ciervo herido y agonizando dentro de una jaula, grabado supuestamente en una finca pública del Parque Nacional de Monfragüe, y que se difundió en febrero pasado en la página de Facebook de este organismo federativo.

La Junta acompaña la denuncia de diferente documentación en la que rebate que el dispositivo de captura que aparece en las imágenes corresponda al programa de control selectivo de ungulados desarrollado por el parque nacional. No obstante, Gallardo reiteró «sin ningún género de dudas» que la jaula pertenece a este espacio protegido. Solo se mostró «totalmente de acuerdo» con la consejería en un punto, el de que la grabación no es actual. «Lo hemos dicho desde el principio, no hemos engañado a nadie, pero que es del parque, que es de [la finca] Lugar Nuevo, estamos absolutamente convencidos». 

El proceso abierto ahora, incidió el presidente de Fedexcaza, les da la posibilidad de «poner encima de la mesa testigos que confirmen el uso de este tipo de jaulas en Monfragüe». En este sentido, resaltó que los propios informes de seguimiento del programa de control de ungulados que elabora el parque «reconocen» que cuatro  ciervos cayeron en trampas de ese tipo en 2021. «Nos están mintiendo a la cara. ¿Por qué no enseñan esas fotos?», adujo.

Asimismo, calificó de «contradictorio» que, por un lado, se rechazase «recientemente» en la Asamblea de Extremadura crear una comisión de investigación sobre este asunto y, por otro, «la Consejería para la Transición Ecológica ponga una denuncia ante la Fiscalía para investigarlo. No parece que sea muy normal». 

Argumentos de la Junta

Con la presentación de esta denuncia, la consejería busca recabar información sobre la autoría y circunstancias que han rodeado la grabación y la divulgación del vídeo. La Junta considera que los informes que la acompañan acreditan que las imágenes no se corresponden con los controles selectivos de ungulados que desarrolla el Parque Nacional de Monfragüe por motivos poblacionales y sanitarios. 

Entre los argumentos con los que se refuta esta posibilidad están el de que la jaula en la que se ha introducido el ciervo es un modelo con puerta de chapa y sistema de cierre de guillotina (las utilizadas en Monfragüe son de tipo abatible), y que los dispositivos se revisan a diario, lo que haría inviable que ningún ejemplar capturado tuviera que estar en ellos durante varias jornadas malherido y sin alimento. También se alude a que «la captura de un ciervo macho del porte del que aparece en el vídeo» resulta «muy improbable en las cajas trampa utilizadas, por el reducido tamaño de la puerta batiente».

Ya en febrero, desde la Administración autonómica se solicitó a la federación regional de caza «toda la información» de que dispusiese sobre estas imágenes, con el fin de poder identificar cuándo y dónde tuvo lugar la grabación. En la carta de respuesta remitida por Fedexcaza, se contestó que hasta ella «llegan vídeos, fotografías y testimonios de lo que está ocurriendo en el parque nacional, información de un particular que indica el lugar de los hechos, en ocasiones anónimo», «pero no nos dedicamos a investigar la veracidad de esa información, únicamente nos hacemos eco de los hechos que se denuncian».

En este punto, Gallardo hizo hincapié ayer en que el vídeo se había recibido en el departamento de comunicación de esta entidad de forma «absolutamente confidencial». «No tenemos por qué desvelar quién nos lo ha enviado», remachó. 

Aparte de las responsabilidades administrativas que pudieran derivarse de los hechos contenidos en la grabación, desde la Dirección General de Sostenibilidad extremeña, que es la que elabora el informe que acompaña la denuncia,  se apunta a la posible comisión de los delitos de injurias y calumnias, al imputársele en el vídeo «determinadas prácticas» a la Junta de Extremadura, sus funcionarios públicos o agentes de la Administración». Además, cree que podría existir «responsabilidad civil solidaria por parte del titular del medio a través del cual se ha difundido». Sobre este extremo, Gallardo dijo no tener «ninguna preocupación». «Nosotros simplemente hemos difundido un vídeo que nos han hecho llegar. Nos parece que es una obligación dentro de una entidad que representa al colectivo de cazadores, a gran parte del mundo rural, hacer públicas a través de nuestros canales las denuncias que recibimos de la sociedad civil extremeña. Y lo volveremos a hacer salga lo que salga de esto», esgrimió.

Compartir el artículo

stats