Las obras de la central fotovoltaica Talayuela Solar II ya han arrancado. Con 55 megavatios (MW) de capacidad instalada y una inversión de más de 34 millones de euros, esta será la segunda planta que la firma noruega Statkraft operará en Extremadura. Permitirá proporcionar suficiente energía limpia para abastecer el consumo medio anual de 30.000 familias, evitando además la emisión a la atmósfera de más de 20.000 toneladas de CO2 anuales, según informó ayer la promotora a través de una nota.

Los trabajos de construcción, que está previsto que se prolonguen a lo largo de diez meses, alcanzarán un pico de empleo de doscientos profesionales, en su mayor parte de Talayuela y otros municipios cercanos. Igualmente, la instalación aportará a las arcas municipales alrededor de 1,4 millones de euros en concepto de tasas, a los que se añadirán 100.000 euros anuales durante los 30 años de vida útil de la planta en concepto de IBI, se destacó en la mencionada nota.

Plan medioambiental

El proyecto cuenta con un plan de integración medioambiental que contempla, entre otras medidas, la plantación de una pantalla vegetal perimetral de especies autóctonas y la construcción de una charca de 5.000 metros cuadrados para fomentar la reproducción de abejarucos y de avión zapador. Además, en el entorno se introducirán galápagos europeos, a modo de núcleo de cría, para reforzar las poblaciones de la zona.

Esta planta complementará a Talayuela Solar, que ya opera Statkraft, y que tiene 300 MWp de potencia.