La Asamblea de Manos Unidas ha elegido este fin de semana como nueva presidenta de la organización para los próximos tres años a la extremeña Cecilia Pilar Gracia, actual responsable del Área de Comunicación y Presencia Pública de la ONG en la que entró como voluntaria en 2010.

Así lo ha decidido este pasado sábado la Asamblea en una primera votación, que contó con la presencia del consiliario nacional de Manos Unidas y presidente de la Comisión Episcopal de Laicos, Familia y Vida, Carlos Escribano.

Cecilia Pilar Gracia es natural de la localidad pacense de Higuera de Llerena, licenciada en Geografía e Historia por la Universidad de Complutense de Madrid, y con experiencia en el mundo de la Comunicación y el Marketing, Pilar Gracia ha llevado a cabo tareas en diferentes departamentos y áreas de Manos Unidas.

En concreto, ha pasado cinco años en el Departamento de América, y ha sido coordinadora del Festival de Clipmetrajes que organiza el área de Educación para el Desarrollo de la organización. En los últimos cinco años ha sido responsable del Área de Comunicación y Presencia Pública de la ONG.

La nueva presidenta ha afirmado sentirse "muy afortunada y emocionada por la oportunidad de seguir trabajando por los más pobres de la tierra" y ha asegurado que asume la responsabilidad con el mismo "compromiso, dedicación e ilusión de sus comienzos como voluntaria".

"Mi intención es empeñarme en la tarea de intentar cambiar la forma de concebir el mundo en el que vivimos todos y conseguir, así, la amistad social a la que se refiere el Papa Francisco", ha declarado.

Por su parte, la presidenta saliente, Clara Pardo, ha ofrecido su "apoyo incondicional" a la nueva líder. "Cecilia seguirá trabajando con el mismo espíritu de entrega de nuestras fundadoras, como ha demostrado en los años que lleva en la casa", ha aseverado sobre Pilar Gracia, quien deberá ser ratificada próximamente en el cargo por la Conferencia Episcopal Española.