Kiosco

El Periódico Extremadura

La institución lleva en funcionamiento desde 2012

SOS del banco de leche de Extremadura: hay 3 litros de reservas por falta de donaciones

Suelen mantener de 10 y 15 litros. Con el volumen actual solo pueden atender ya un par de peticiones. El año pasado recogieron 324 litros, que se utilizan en los hospitales para niños prematuros o con problemas

Un bebé prematuro sujeta el dedo de la mano de un adulto en la incubadora. CARLOS GARCIA RAWLINS

«Mi primera hija fue prematura y durante tres semanas se estuvo alimentando con biberones del banco de leche materna», cuenta Sole González (Badajoz). Eso despertó en ella las ganas de donar y lo hizo al nacer su segunda hija en 2020. «En cuanto me vi con la logística resuelta comencé a donar lo que podía. Me supuso un gran esfuerzo; pero me compensó desde el punto de vista emocional, porque mi hija mayor lo había necesitado dos años antes», dice esta madre extremeña, que pertenece al grupo de apoyo a la lactancia Maire. Donó entre los meses de octubre y diciembre de 2021.

Como ella, alrededor de medio centenar de mujeres colaboran cada año de media como donantes con el banco de leche materna, aunque en estos momentos solo hay una decena participando y las reservas apenas superan los tres litros de leche entre lo que está listo para usar y lo que aún tienen que procesar, muy lejos de los 10 o 15 litros que suelen tener listos para enviar a los hospitales que lo necesiten. «En cuanto nos lleguen dos peticiones, nos quedamos sin nada», dice la directora del Banco de Sangre y Tejidos, Esperanza Fernández. El banco de leche materna de Extremadura está incluido en esta institución sanitaria con sede en Mérida y es uno de los 16 que forman parte de la red nacional. Se puso en marcha en el año 2012.

La situación en estos momentos es de «escasez», dice Esperanza Fernández, directora del Banco de Sangre y Tejidos

decoration

Las donaciones han ido creciendo desde que comenzó a funcionar, hasta los 324 litros que se recogieron en 2021. «Esa cifra es una barbaridad», dice la directora de la institución. Más teniendo en cuenta que en el 2019 (antes de la pandemia) se habían registrado 258 litros, que bajaron a 240 en el año de la eclosión de la covid: «Las donantes de leche, igual que los donantes de sangre respondieron de maravilla», dice Esperanza Fernández. Aun así reconoce que la situación en estos momentos es de «escasez de leche», aunque hasta ahora se ha podido distribuir lo necesario. ¿La causa? No saben si puede estar relacionado con un retroceso en la natalidad, en la lactancia materna o cualquier otra circunstancia. Pero el problema es que, al contrario de lo que sucede con las donaciones de sangre, que ante momentos de escasez pueden hacer un llamamiento entre los registros de donantes de sangre, «no existe un registro de mamás que estén dando el pecho», dice la directora del Banco de Sangre y Tejidos. 

Lo que preocupa en todo caso son los efectos que puede tener la falta de donaciones de leche materna si la situación de prolonga. «La demanda de leche es cada vez mayor porque los niños prematuros y los que nacen con problemas sobreviven en mayor medida, por fortuna», dice la directora del banco regional. La leche donada se destina a estos bebés hospitalizados, cuando se acredita que el uso de leche materna y no otra «les aporta un beneficio importante, como es el caso de los bebés prematuros o bebés con problemas digestivos, y siempre que la madre no pueda alimentarles», recuerda. Principalmente lo envían al Hospital Materno Infantil de Badajoz, al hospital de Mérida, al San Pedro de Alcántara de Cáceres y en menor medida al de Plasencia, que son los que tienen los servicios de neonatos más especializados y a los que remitir desde los hospitales comarcales a los bebés con problemas al nacer. 

Imagen donante CEDIDA

«Mi primera hija fue prematura y la necesitó. Al nacer mi segunda hija quise aportar y empecé a donar»

SOLE GONZÁLEZ - Donante de leche materna

decoration

Recogida a domicilio en Extremadura

«Lo ponen todo muy fácil», dice Sole González sobre su experiencia como donante. El banco de leche puso en marcha en 2017 el servicio de recogida a domicilio para evitar que las mujeres tuvieran que acudir cada dos o tres semanas a su hospital a entregar los biberones que habían acumulado. Desde entonces, el mismo servicio que se encarga de entregar en los hospitales los componentes de la sangre, se ocupa también de acudir al domicilio de las mujeres para recoger la leche. 

«La experiencia fue muy gratificante. Tenía una barbaridad de leche y dornarla fue la mejor decisión», dice también Adela Carreño, que hizo entregas al banco de leche durante siete meses en 2017, tras nacer su hijo Manuel. «Venían todas las semanas a casa; recogían la leche que había ido guardando y me traían más botes», explica esta mamá de Amaryi, el grupo de lactancia de Cáceres. Desde este colectivo apuntan también a que habría que «impulsar y estimular» la donación desde el propio banco de leche, según considera Concha Real, matrona y experta en lactancia.

Las donantes avisan cuando han acumulado cierta cantidad y el banco lo recoge en unos bidones con nieve carbónica para que se conserve en las mejores condiciones. Allí analizan las propiedades nutritivas de la leche, la pasteurizan, y se preparan biberones con distintas dosificaciones (20 mililitros (ml), 50 ml, 100 ml…), y se almacenan hasta que llega el SOS del hospital porque un bebé necesita unas dosis de solidaridad en el umbral de la vida.

¿Cómo donar?

Se contacta a través del banco de sangre o las matronas. Se hará una entrevista personal y una analítica y se le informará del procedimiento.

¿Por qué un banco de leche?

Porque hay madres que no pueden amamantar y bebés que precisan el aporte nutricional, inmunológico y hormonal de la leche materna.

¿A quién beneficia?

La leche se destina a recién nacidos prematuros, de bajo peso, con problemas digestivos o del sistema inmune, si no puede amamantarlos la madre. 

¿Qué implica?

No hay compromiso. La donante puede dejar de serlo cuando lo desee. Solo se le pide que informe de cualquier cambio en su estado de salud.

Compartir el artículo

stats