Kiosco

El Periódico Extremadura

El castigo de las infracciones al volante en las carreteras de la comunidad autónoma

Tráfico impone cerca de 400 multas al día en Extremadura

El año pasado se formularon 145.104 denuncias en la región, prácticamente al mismo nivel que antes de la pandemia. Casi la mitad de las sanciones fueron por exceso de velocidad, la mayoría de ellas con radares fijos

Tráfico impone cerca de 400 multas al día en Extremadura Eduardo Parra / Europa Press

La recuperación de buena parte de la movilidad por carretera que se había perdido en el 2020 hizo que el año pasado las sanciones de tráfico repuntaran un 35% en Extremadura respecto al año anterior y se situaran prácticamente en los mismos niveles que antes de la irrupción del covid. En total, las estadísticas de la Dirección General de Tráfico para 2021 recogen 145.104 denuncias formuladas en las carreteras extremeñas (92.303 en las de Badajoz y 52.801 en las de Cáceres). O lo que es lo mismo, casi 400 al día; una cada tres minutos y medio. En 2020, que incluyó los meses en los que más se acusó el impacto de la pandemia en los desplazamientos, fueron 107.109 penalizaciones, por las 153.542 de 2019.

Las infracciones más cometidas en las vías extremeñas fueron, con mucha diferencia, las referentes al exceso de velocidad, fundamentalmente las correspondientes a los radares fijos. Sumaron 72.270 expedientes, prácticamente la mitad del total, después de aumentar más de un 50% en comparación al ejercicio precedente. Además, otros 17.809 conductores fueron cazados mediante dispositivos móviles. Dentro de estas últimas multas, 5.575 fueron sin parada del vehículo ni identificación del conductor en el momento de la infracción, lo que hace que no tengan «efecto pedagógico o disuasorio alguno. Se utilizan como una mera caja registradora», lamenta Mario Arnaldo, presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), que resalta que este fue «uno de los pocos» tipos de sanción que crecieron en 2020, a pesar del periodo de confinamiento y de las limitaciones a la circulación por el coronavirus. Ese año en las vías extremeñas se contabilizaron 7.612 de estas denuncias, más del doble que en 2019 (3.633). 

Exceso de rapidez conduciendo al margen, no tener la ITV en vigor fue el motivo que más frecuentemente acarreó sanciones a los conductores en la región, con 17.957 durante el pasado año. Aquí Arnaldo recuerda que «Tráfico está poniendo miles de denuncias erróneas» al no haber corregido adecuadamente las fechas de validez de esta inspección periódica. Por ejemplo, precisa, un turismo que no hubiera podido pasar la ITV en mayo de 2020 tenía la posibilidad de hacerlo hasta diciembre de ese mismo año. Con los plazos normales, la siguiente inspección podría haberla completado hasta un año entero más tarde, pero se establecieron, incorrectamente, fechas de caducidad retroactivas (en este ejemplo, la de mayo del 2021), explica el presidente de AEA, colectivo al que la Sala Tercera del Tribunal Supremo dio la razón en el recurso que presentó frente a ese apartado de la normativa, que fue declarado nulo.

Por otro lado, la nueva ley de seguridad vial, vigente desde marzo pasado, ha endurecido el castigo por conductas como el uso del móvil al volante o no abrocharse el cinturón de seguridad. Por la segunda de ellas, Tráfico multó el año pasado a 4.769 personas en Extremadura. A pesar de la elevada proporción de víctimas mortales de accidentes que concentran quienes no llevaban este dispositivo (un 26% el año pasado), este incumplimiento, que supone la pérdida de cuatro puntos del carné, sigue siendo aún demasiado habitual. De hecho, las denuncias por no respetar este precepto se han incrementado cerca de un 35% en el último lustro. Otras 371 multas se impusieron por no emplear los sistemas de retención infantil apropiados.

Igual que con el uso del cinturón de seguridad, la nueva normativa de tráfico también penaliza en mayor medida no olvidarse del teléfono móvil mientras se maneja un vehículo. Un cambio con el que se pretende combatir las distracciones, convertidas en la principal causa de siniestralidad. También aquí la evolución ha sido claramente al alza en la cifra de multas en Extremadura. El año pasado fueron 3.350, un 40% por encima de las tramitadas en el 2015.

No tener la ITV en vigor fue la segunda causa de sanción en la comunidad el año pasado, con cerca de 18.000 interpuestas

decoration

En cuanto al consumo de sustancias, 1.246 conductores extremeños dieron positivo en la tasa de alcohol, una infracción que puede conllevar la detracción de 4 a 6 puntos del permiso de conducir y el pago de 500 a 1.000 euros. En 1.740 casos las multas se debieron a la detección de drogas en el organismo.

Del resto de causas de sanción destacan, por el número que alcanzaron en la región, las 3.454 interpuestas por carecer del permiso de conducción (o tenerlo invalidado), las 1.662 por comportamiento indebido o las más de tres mil por no contar con el seguro obligatorio o circular sin él. En todo el país, el número de multas que se impusieron en 2021 fue de 4.793.520, cerca de un millón más que en 2020, sobrepasando ya el dato anterior al coronavirus.

Compartir el artículo

stats