El Centro de Atención de Urgencias y Emergencias 112 de Extremadura ha activado este viernes el Plan de Vigilancia y Prevención de los Efectos del Exceso de Temperatura sobre la Salud a nivel rojo (riesgo extremo) en la provincia de Badajoz, ante el repunte de las temperaturas, y mantiene el nivel naranja (riesgo importante) en la de Cáceres.

En los próximos cinco días se prevé que los termómetros superen umbrales de máximas y mínimas, por encima de los 40 grados de máxima y de 20 grados de mínima, por lo que se ha procedido a comunicar a los municipios medidas a tomar ante las altas temperaturas que se registrarán para evitar golpes de calor.

Las áreas más afectadas serán las comarcas pacenses de Tierra de Barros y La Serena, así como el sur de Badajoz, según ha informado este viernes el 112 Extremadura.

Desde este servicio se recomienda no exponerse al sol en las horas centrales del día, evitar actividades en el exterior que requieran esfuerzo físico, mantenerse bien hidratados, refrescar las estancias, evitar consumir bebidas alcohólicas y prestar especial vigilancia a personas mayores y niños, controlando su grado de hidratación.