Kiosco

El Periódico Extremadura

DATOS DEL INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA

Extremadura es la cuarta región más inflacionista con una tasa anual del 9,4%

Es la segunda cifra más alta de los últimos 35 años, tras el pico alcanzado el pasado marzo (10,3%). El incremento responde a la subida del precio de los suministros energéticos, el transporte y los alimentos

Un ciudadano sirviéndose carburante en una gasolinera. EL PERIÓDICO

La inflación sigue al alza en la región. El Índice de Precios al Consumo (IPC) ha aumentado en Extremadura un 1% en mayo con respecto al mes anterior, mientras que la tasa interanual ha escalado siete décimas hasta el 9,4%, situándose así como la cuarta más elevada del país, tan solo por detrás de Castilla-La Mancha (10,6%), Castilla y León (9,9%) y Galicia (9,3%), según los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Cabe destacar que a su vez se trata de la segunda cifra más alta registrada desde el año 1986, tras el pico alcanzado el pasado mes de marzo (10,3%). Por su parte, la inflación subyacente (que no tiene en cuenta los alimentos frescos y la energía) ha aumentado ocho décimas en mayo, hasta el 5,2%, la tasa más elevada desde 2002. Este indicador más preciso que la inflación general, ya que muestra el cambio de los precios de consumo más a corto o medio plazo.

A nivel nacional, el IPC subió de media un 0,8% en el último mes (por debajo de Extremadura) e incrementó su tasa interanual cuatro décimas hasta alcanzar el 8,7%, por lo que la extremeña se sitúa siete décimas por encima. Esto responde, fundamentalmente, al incremento que han registrado desde mayo del pasado año en Extremadura los precios de la vivienda y suministros energéticos (18,7%), transporte (16,1%), así como los alimentos y bebidas no alcohólicas (12,9%). En esta última categoría, la variación anual de los precios ha alcanzado el máximo de la serie histórica. 

En España, el transporte fue el producto que más empujó la inflación en mayo, con un aumento del 14,9 %, dos puntos más que en abril, por el encarecimiento de los carburantes y lubricantes. También tiraron al alza de la cesta de compra los alimentos y bebidas no alcohólicas, con un incremento del 11%, destacando la subida del pan, cereales, leche, queso, huevos y carne, aunque las legumbres y hortalizas se abarataron. Crecieron con fuerza también los precios de los hoteles, cafés y restaurantes, con una inflación del 6,3 %, por el encarecimiento de la restauración.

Valoración de los sindicatos

UGT Extremadura ha lamentado que la subida de precios ataque la capacidad adquisitiva de los trabajadores y ha abogado por establecer medidas para atajar esta tendencia inflacionista "abrumadora". En opinión del sindicato, los datos siguen siendo "preocupantes" pues reflejan los efectos nocivos del conflicto armado sumados al efecto contagio de los precios de la energía sobre los precios de otros productos básicos como son los alimentos y productos de primera necesidad.

"La situación internacional, encabezada por la invasión rusa en Ucrania y la subida constante de precios, y la continua pérdida de poder adquisitivo de la clase trabajadora, son muy preocupantes para los hogares extremeños, quienes no ven equilibrada la subida de los precios de la cesta de la compra a la de sus salarios", ha incidido el sindicato en nota de prensa.

El sindicato CCOO de Extremadura ha considerado en nota de prensa que el "nuevo incremento muy preocupante" del IPC registrado en mayo, y que "es aún mayor" en Extremadura que en el resto del país, hace cada vez más necesario que la patronal empresarial "entienda que hay que subir los salarios y compensar la pérdida de poder adquisitivo".

El secretario de Acción Sindical de CCOO de Extremadura, Alberto Franco, ha calificado de "brutal" para los trabajadores porque "no ven compensadas en sus nóminas esta subida de precios", y por eso, el sindicato ha avanzado que exigirá en la negociación de los convenios colectivos la inclusión de cláusulas de garantía salarial.

Unión de consumidores

Desde la Unión de Consumidores de Extremadura (UCE) han lamentado que estos datos "golpean de lleno a la economía doméstica de las familias extremeñas, porque lo que hacen es que tengan un menor poder adquisitivo". "Todo estamos haciendo un gran esfuerzo para hacer frente al pago del recibo de la luz, a la cesta de la compra de los alimentos básicos y para llenar el depósito de combustible", han destacado.

"Creemos necesario atajar este incremento de precios a través de los mecanismos que sean necesarios para que estos no continúen al alza y las familias no tengan un empobrecimiento fruto de esta inflación", han subrayado. En esta línea, desde la UCE han resaltado que "hay que poner medidas efectivas encima de la mesa para paliar esta situación que sufren los consumidores".

En esta línea, desde la UCE han señalado que una de las medidas que se va a poner en marcha es la de limitar el precio del gas, que entrará en vigor a partir del próximo martes, si bien, posteriormente habrá que "constatar si finalmente va a compensar en el bolsillo final del consumidor". "Ponemos esto encima de la mesa porque la medida de descontar 20 céntimos al precio del carburante ya no se nota. Cuando esta se aprobó la gasolina estaba en torno a 1,80 euros y ahora a dos, por lo tanto tenemos el mismo problema", han indicado.

Compartir el artículo

stats