La Junta de Extremadura reiniciará el abono de la carrera profesional para todos sus empleados en la Administración General y en el Servicio Extremeño de Salud (SES) a lo largo de 2022, 2023 y 2024, además de que elaborará el I Plan de Igualdad.

La vicepresidenta primera y consejera de Hacienda y Administración Pública, Pilar Blanco-Morales, hizo estos anuncios tras concluir con consenso la Mesa General de Negociación de la Administración regional, reunida este viernes y en la que participaron los sindicatos CSIF, CCOO y UGT.

En ella, según Blanco-Morales, se cerró un acuerdo para «la recuperación y la ampliación de derechos que dignifican a los empleados públicos de la Junta, en todos los sectores».

Así, se profundizará en el acuerdo alcanzado en 2018, aunque la consejera destacó: «Hemos ido más allá durante todos estos años con un catálogo muy amplio de cuestiones en la que ha sido posible la negociación colectiva».

Las claves

El reinicio del abono de la carrera y desarrollo profesional en el SES se realizará de forma progresiva desde 2022 y hasta 2024 y con atención a la casuística de cada uno de los sectores.

En virtud de ello, los empleados públicos del SES cobrarán a partir del 1 de octubre de 2022 el 70% del nivel que tengan reconocido a 31 de diciembre de 2021, que no se haya abonado o se abone en otro porcentaje.

El abono del 100% de todos los niveles en el SES se producirá a partir del 1 de octubre de 2023, momento en el que se alcanzará la equiparación del abono de este complemento para todos los profesionales sanitarios.

Por su parte, en el ámbito de Administración General, los empleados públicos recibirán el abono del nivel II de carrera profesional con efectos de 1 de octubre de 2022, si así lo tienen reconocido.

Posteriormente, el 1 de octubre de 2023 se abonará el nivel III y el 1 de octubre de 2024, el nivel IV. De este modo, los empleados públicos de este ámbito, que así lo tengan reconocido, alcanzarán la totalidad de los niveles de carrera profesional en octubre de 2024.

El texto del acuerdo incluye, además, que se analizarán y adecuarán determinados complementos específicos del personal laboral y del personal funcionario de los centros sociosanitarios de Mérida y Plasencia, caso de la turnicidad, la nocturnidad o de los domingos o festivos, cuya actualización se producirá de forma paulatina entre 2022 y 2024.

En este sentido, en 2022 se modificará el V Convenio Colectivo para crear un complemento de festivos especiales, destinado a los días 24, 25 y 31 de diciembre y 1 de enero, que se abonará en 2022 y permitirá la equiparación de este personal con los estatutarios.

En total, el coste de estas medidas para el último trimestre de 2022 asciende a algo más de 13 millones de euros