Kiosco

El Periódico Extremadura

CULTURA PREPARA LA LICITACIÓN PARA CONTRATAR EL SERVICIO

Los concejales, a la escuela para aprender lo que hizo el franquismo

La Junta de Extremadura pondrá en marcha tras el verano una formación para que los ediles conozcan las huellas de la represión. Impartida por profesores de la universidad, contará con testimonios de víctimas

El centro de adultos de Cáceres puso 311 claveles en homenaje a los deportados de Mauthausen. SILVIA SANCHEZ FERNANDEZ

Según el historiador Javier Rodrigo, Franco fue el dictador que más muertos necesitó para mantenerse en el poder. Se calcula que hubo más de 120.000 desaparecidos, 700.000 presos esclavos en campos de concentración (Franco envió a 311 extremeños a Mauthausen, de los que 205 fallecieron), 2.400 fosas comunes, 60.000 bebés robados, 80.000 exiliados, persecución por razón de sexo, miles de presos torturados... Es la huella que dejó la dictadura en España y Extremadura da pequeños pasos para dignificar a las víctimas y reparar el daño. Hace unos meses presentó un mapa virtual con las 207 fosas de la Guerra Civil Española y de la dictadura franquista catalogadas hasta la fecha en la región, además de otras dos en Ciudad Rodrigo y Burgohondo (ambas en Castilla y León), donde se tiene constancia de que fueron enterrados extremeños.

Estos enterramientos han sido localizados gracias a la investigación y a los testimonios de las víctimas aportados durante cinco décadas, pero aún hay muchas familias rotas, que buscan a sus familiares desaparecidos. Muchos de ellos se dirigen a los ayuntamientos en busca de información sobre los suyos pero, o no se les ofrece, o la que se les facilita no está completa. Para mejorar esto la Junta de Extremadura va a crear una escuela dirigida a los concejales de los consistorios, para que se formen en memoria histórica. Prepara ya los pliegos para contratar el servicio, que comenzará a funcionar tras el verano, tal y como avanzó ayer el director general de Bibliotecas, Archivos y Patrimonio Cultural, Francisco Pérez Urban, en la comisión de Cultura de la Asamblea de Extremadura. Por el momento solo se ofertará en cuatro municipios (aún por decidir); aunque el objetivo es que llegue a todos los ayuntamientos.

No será de carácter obligatorio, sino que la formación estará abierta a los ediles que quieran realizarla, estén en el gobierno o en la oposición, y estará impartida por profesores de la universidad expertos en Historia, Derecho y Gestión Pública. La jornada pretende «sensibilizar y dar a conocer el papel de los ayuntamientos en el desarrollo de la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Extremadura», además de «informar sobre las herramientas existentes para acceder a los recursos para la puesta en marcha de proyectos de memoria democrática a nivel local», según explican desde la consejería de Cultura.

La iniciativa se pone en marcha a raíz de una iniciativa parlamentaria de Unidas por Extremadura que busca, según advirtió la diputada de la formación morada, Lorena Rodríguez, que los concejales «tengan toda la información» relativa a la memoria histórica, para que puedan «atender, de la mejor manera posible», a las familias que se dirigen a los ayuntamientos a preguntar.

Llegará por ahora a cuatro municipios. Dará a los consistorios las herramientas para seguir investigando

decoration

Para ello, según informó a este diario Rodríguez, se abordará el tema de la represión franquista, de los campos de concentración, de la represión que sufrían las mujeres y su situación en las cárceles o de los bebés robados. Tendrán además la oportunidad de escuchar testimonios de familiares de extremeños víctimas del franquismo. «Es uno de los puntos fuertes, que escuchen testimonios de la gente que está sufriendo porque cuando escuchas de viva voz algo, empatizas», señala Lorena Rodríguez.

Se enseñará además a los concejales la forma en la que deben recoger los testimonios orales de las víctimas, imprescindible para seguir investigando. «Una de las principales quejas de la gente es que en los ayuntamientos no existen concejales de memoria histórica y los de Cultura son tan jóvenes que apenas conocen lo que ocurrió», insiste la diputada de Unidas por Extremadura.

Fosas, testimonios,...

Este es uno de los avances de la ley de memoria histórica en la región, que se aprobó en el año 2019. Según informó ayer el director general de Bibliotecas, Archivos y Patrimonio Cultural, desde su entrada en vigor, Extremadura ha triplicado el presupuesto destinado a esta materia, pasando de los 179.000 euros del año 2020 a los 646.000 de este año.

Cultura ultima además, avanzó Pérez Urban, la creación del instituto de memoria histórica y ha actualizado y publicado los registros de los vestigios franquistas, entre los que se incluye la presentación del mapa de fosas. En estos momentos se trabaja también en la elaboración de un archivo con los testimonios orales de las víctimas y se creará y actualizará el censo de las mismas.

Pérez Urban recordó asimismo en la comisión que Extremadura cuenta con un programa propio para la localización, sondeo y exhumación de fosas, lo que ayudará a «acelerar el proceso de identificación de las víctimas». Tiene una dotación de 90.000 euros. Además este año se contempla una partida de 340.000 euros para la exhumación de fosas (200.000 aportados por el Gobierno de Pedro Sánchez). Y a partir del próximo curso se incluirán en los currículos educativos de Secundaria y Bachillerato contenidos sobre la represión franquista. A esto se suma esta formación para concejales para que conozcan, de la mano de expertos, qué supuso la dictadura de Franco en la región.

Compartir el artículo

stats