Dos individuos presuntamente miembros de una banda que operaba en Extremadura han sido arrestados por la Guardia Civil en junio al ser interceptados mientras circulaban en un vehículo robado.

A los detenidos, ambos vecinos de Sevilla, se les relaciona con diferentes delitos de robo en un supermercado, un estanco y una tienda de informática-telefonía dentro de la provincia de Badajoz, así como la sustracción de dos vehículos en la provincia de Cáceres.

En el momento de la detención, la Guardia Civil incautó diferentes artículos de dudosa procedencia como un ariete improvisado y una cizalla de corte para metales cuyo propósito marcado es el de forzar o violentar puertas y cierres de diferentes tipos.

Gracias a la obtención de estos objetos y otras pruebas relevantes, el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil en Zafra, que ya investigaba a dicho grupo criminal en Sevilla, pudo relacionar a los detenidos con los actos delictivos realizados en Extremadura e identificar y arrestar a los otros dos miembros de la banda.

A través del análisis en las grabaciones de seguridad de los establecimientos donde se cometieron los robos, se pudo implicar a los arrestados como supuestos autores materiales de la sustracción de dos vehículos en Coria y Torrejoncillo en Cáceres; y los robos en un estanco y un establecimiento de informática-telefonía en Fuente de Cantos, así como en un supermercado de Valdelacalzada, ambas localidades de la provincia de Badajoz.

Las acciones delictivas se realizaron allanando de manera forzosa los accesos de los establecimientos y condujeron a la sustracción de dinero, material informático, telefonía móvil, jamones, quesos, lomos, paletas y 9.000 cajetillas de tabaco.