el sector llama a la calma

«Las Hurdes, Monfragüe y el Jerte siguen ofreciendo lugares hermosos al turista»

Las zonas afectadas son una mínima parte de las zonas naturales

Una de las piscinas naturales de Extremadura.

Una de las piscinas naturales de Extremadura. / TONI GUDIEL

Las empresas ligadas al turismo tratan también de contener los daños que los incendios de los últimos días pueden hacer este verano a la actividad de sus negocios. «Las Hurdes, Monfragüe y el Jerte siguen ofreciendo lugares hermosos donde disfrutar de unas vacaciones», señaló este lunes la presidenta de la Federación Extremeña de Turismo Rural, Victoria Bazaga. La empresaria recuerda que las zonas afectadas por los incendios son «una pequeña parte de las mismas».

Poniendo datos a esa afirmación, el incendio de Las Hurdes que ha calcinado 3.200 hectáreas, ha afectado a 6,2% de la superficie de su comarca, que son 46.520 hectáreas; el que ha entrado en las 400 hectáreas del Parque Nacional de Monfragüe, ha quemado un 2,2% de la superficie protegida; y en el caso del que sigue activo en la Garganta de los Infiernos, han ardido 200 hectáreas, lo que supone un 2,8% de la superficie de la reserva natural, el 0,005% si la referencia es la de la comarca del Valle del Jerte.

Bazaga señala que aunque el impacto de los incendios en las reservas de clientes haya sido «puntual» en las zonas de los fuegos, sí temen los efectos que puedan tener a largo plazo estas llamas sobre la llegada de visitantes a la región. Teme que se esté poniendo en riesgo una campaña de verano que es esencial para el sector, porque aporta un porcentaje importante de los beneficios anuales de las empresas. «Los empresarios de turismo seguimos trabajando en esas zonas y con los establecimientos preparados como hace diez días» subraya. Pide que en el escenario actual en el que se van apagando los incendios «la vida debe transcurrir con normalidad».

También la Asociación de Turismo del Valle del Jerte explicó en un comunicado que la zona «se encuentra en total normalidad» y que el incendio afecta a una zona de la parte alta de la Reserva Natural Garganta de los Infiernos en la que no hay rutas turísticas. «El Valle del Jerte se puede visitar plenamente, sin ningún riesgo». Invitan a contactar con la Oficina de Turismo del Valle del Jerte ante cualquier duda. 

Suscríbete para seguir leyendo