Kiosco

El Periódico Extremadura

LA JUNTA RUBRICA LA ESTRATEGIA CON UGT, CCOO Y LA CREEX

El nuevo plan de vivienda de Extremadura aspira a movilizar 2.000 millones de inversión privada

Entre las principales novedades incluye el fondo de garantía para avalar a los jóvenes que tengan dificultades de acceso a la hipoteca y la construcción de 350 viviendas protegidas "de alquiler asequible" en las ciudades

Bloques de vivienda nueva en Cáceres. FRANCIS VILLEGAS

El nuevo Plan de Vivienda de Extremadura 2022-2027 aspira a movilizar 2.000 millones de inversión privada, una cifra "muy significativa" que ayudará a generar actividad en el sector, empleo y dar soluciones desde el punto de vista habitacional. La Junta de Extremadura ha rubricado este jueves la estrategia con los sindicatos UGT y CCOO y la Confederación Regional de Empresarios de Extremadura (Creex), que han valorado que por primera vez un plan de vivienda se someta a concertación social.

El presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, ha destacado que el plan incluye más de 50 actuaciones y un presupuesto de 188 millones de euros con el que se espera llegar a unas 20.000 familias y 15.000 viviendas de Extremadura. El objetivo es avanzar para que la vivienda "se consolide como la quinta pata del Estado del Bienestar" (que nadie tenga que destinar más del 30% de sus ingresos al pago de la vivienda) y una herramienta en la lucha contra la despoblación.

Como novedad, destacan la creación de un fondo de garantía para avalar a los jóvenes que puedan permitirse una hipoteca pero tengan dificultades para acceder a ella (el Ejecutivo aportará el 15% de la entrada) y la construcción de al menos 350 viviendas protegidas públicas y privadas "de alquiler asequible" para moderar los precios en las ciudades.

"El plan procura el acceso a la vivienda, no a la propiedad. Y eso significa que también hay que potenciar el alquiler. En Extremadura no hay tensión en los precios pero sí en la oferta, y se promoverá la construcción para que sea más asequible", ha explicado al respecto la consejera de Movilidad, Transporte y Vivienda, Leire Iglesias.

Asimismo, se contempla intervenir en los centros de los cascos urbanos para su rehabilitación a través de la cesión de las viviendas vacías, la renovación del parque de viviendas públicas, un programa de viviendas para personas de especial vulnerabilidad o las ayudas para obras de eficiencia energética.

También se recogen medidas de carácter normativo, como un impuesto a los grandes tenedores de viviendas vacías o la deducción autonómica para la compra de viviendas por parte de jóvenes menores de 35 años, en función del nivel de renta y del valor de la vivienda.

Colaboración público-privada

El secretario general de la Creex, Javier Peinado, ha destacado que los 188 millones de euros de dotación pública van a generar una inversión de hasta 2.000 millones en los cinco años de vigencia del plan, tanto en lo relativo a la promoción de viviendas de nueva construcción como en las actuaciones de reforma y rehabilitación energética. El portavoz de la patronal se ha referido al plan como un claro ejemplo de la colaboración público-privada para dinamizar la actividad de un sector "fundamental" y aunque ha considerado que esos 188 millones "se quedan cortos", sí ha destacado que se trata del presupuesto real y que por tanto, las actuaciones previstas se ejecutarán "sí o sí".

La secretaria general de CCOO, Encarna Chacón, ha destacadola función social de la vivienda, asequible y de calidad que recoge el plan; la promoción de los entornos rurales, la lucha contra la pobreza energética, el acceso a la financiación y la simplificación de los trámites, que ayudará a crear "más y mejor empleo" en el sector de la construcción.

La líder de UGT, Patrocinio Sánchez, resalta que se trata de uno de los planes más importantes por su repercusión social, ya que el acceso a la vivienda es un derecho fundamental que se ve perjudicado cuando se producen crisis económicas.

Compartir el artículo

stats