Kiosco

El Periódico Extremadura

detalles del nuevo currículo que se estrenará en septiembre

Los alumnos de Primaria repetirán solo una vez y en cursos pares

Al finalizar cada ciclo el tutor emitirá un informe sobre el grado de competencias adquiridas y en cuarto curso habrá una evaluación de carácter orientativo para las familias y los centros. Se incluye una nueva asignatura en sexto: Educación en Valores Cívicos y Éticos, que no sustituye a Religión y será obligatoria para todos

Alumnos de primaria en Extremadura EL PERIÓDICO

Más competencial y con perspectiva de género. Los colegios extremeños estrenarán el próximo curso el nuevo currículo de Primaria adaptado a laLomloe, que se centra en las competencias más que en la adquisición de conocimientos y entre otras novedades, establece que los alumnos solo podrán repetir una vez en esta etapa, siempre en los cursos pares. A partir de septiembre se aplicará en primero, tercero y quinto, y en el curso 2023/2024 completará su despliegue en segundo y cuarto.

El nuevo currículo, fruto de la denominada Ley Celaá, establece un total de ocho competencias clave que han de adquirir los alumnos al término de la enseñanza básica: comunicación lingüística; competencia plurilingüe (nueva); competencia matemática; ciencia, tecnología e ingeniería; competencia digital; competencia personal, social y de aprender a aprender; competencia ciudadana; competencia emprendedora, y competencia en conciencia y expresión culturales. 

Desaparecen las matrículas de honor: generan una «excesiva competitividad poco deseable a esta edad», dice Educación

decoration

Introduce además otra novedad importante: el perfil de salida del alumno, que orientará para pasar a Secundaria. De esta forma, se eliminan los estándares de aprendizaje que en la Lomce marcaban los objetivos, contenidos y criterios de evaluación en cada curso para dar paso a otras cuestiones más globales como las «situaciones de aprendizaje» o los «saberes básicos». Así, cada asignatura tiene sus propias competencias específicas y saberes básicos que han de adquirir los niños, con la «novedad absoluta» de poder establecer conexiones entre las diferentes competencias.

Según explica la Consejería de Educación y Empleo, todo esto supone una «renovación importante» en los métodos de enseñanza, pues «todos los esfuerzos se dirigen a que el alumnado alcance las competencias deseables con vistas al perfil de salida».

El Gobierno central publicó el pasado mes de marzo el real decreto que fija las normas generales del nuevo currículo y el 60% del horario. Las comunidades autónomas deben establecer el 40% restante, aunque con una cierta autonomía en su ejecución por parte de los centros, y en el caso de Extremadura se aprobó la pasada semana en el Consejo de Gobierno. 

Tres ciclos  

Si la Lomce hablaba de seis cursos, se habla ahora, como en tiempos de la LOE, de tres ciclos de dos cursos académicos cada uno, organizándose en áreas, que a su vez podrán dividirse en ámbitos. Los ciclos marcarán el tiempo: al finalizar cada ciclo el tutor emitirá un informe sobre el grado de adquisición de las competencias de cada alumno, indicando en su caso las medidas de refuerzo, profundización, ampliación o flexibilización que se deben contemplar para etapa siguiente.

«Si, excepcionalmente, el alumno o la alumna tuviera que repetir curso, lo haría en alguno de los cursos pares, y solo una vez durante la etapa», indica la Consejería de Educación. Otra de las novedades importantes es la «evaluación de diagnóstico», que se realizará en cuarto curso. Tendrá carácter «informativo, formativo y orientador» para los centros y las familias y viene a sustituir a la evaluación individualizada que el decreto de 2014 fijaba en tercer curso. 

En el nuevo currículo, y con respecto a las calificaciones, Educación destaca que desaparece la Mención Honorífica o Matrícula de Honor para el alumnado que haya obtenido sobresaliente al finalizar la etapa y que haya demostrado un rendimiento académico excelente. «Dicha mención ocasionaba a veces entre el alumnado y las familias una excesiva competitividad, poco deseable a edades tempranas», afirma el departamento de Esther Gutiérrez.

Nueva asignatura: valores cívicos

Por lo que respecta a las materias, el nuevo currículo de Primaria introduce la asignatura de Educación en Valores Cívicos y Éticos, que en Extremadura se impartirá en sexto con una asignación de hora y media semanal, lo que equivale a dos clases. 

Desaparece la antigua área de valores sociales y cívicos, por lo que esta nueva asignatura no sustituye a Religión: en sexto se impartirán las dos materias. La alternativa para quienes no quieran estudiar Religión a partir de ahora será recibir una atención educativa que no tendrá nunca carácter de área: «fomentar las competencias transversales a través de proyectos significativos para el alumnado y la resolución colaborativa de problemas, reforzando la autoestima, la autonomía, la reflexión y la responsabilidad». 

En toda la etapa de Primaria, religión pasa de contar con nueve horas a siete y las calificaciones no se tendrán en cuenta en los procesos de concurrencia de los expedientes académicos. 

Desde la Consejería de Educación y Empleo también destacan que en el nuevo currículo todas las asignaturas tienen la misma categoría, por lo que desaparecen las distinciones entre materias troncales, específicas y de libre configuración autonómica de la LOMCE.

Vuelven a unirse las áreas de Ciencias de la Naturaleza y Ciencias Sociales en una sola que se denomina Conocimiento del Medio Natural, Social y Cultural. Por contra, el área de Educación Artística se desdobla en Educación Plástica y Visual, por una parte, y Música y Danza por otra. «Novedosa es la importancia que adquiere la danza en este contexto», se destaca desde la Junta. 

Asimismo, se incluye la segunda lengua extranjera, una asignatura que ya existe como una opción pero que pasará a ser generalizada. En caso de que no se imparta, los centros podrán optar por un área transversal similar a una optativa.

Compartir el artículo

stats