Una menor ha denunciado en la madrugada del viernes al sábado haber sido víctima de un "pinchazo" en las fiestas de Madrigal de la Vera, según confirman fuentes de la Guardia Civil.

Al parecer la joven se encontraba en una discoteca móvil con sus amigas cuando alrededor de las 3.00 horas de la madrugada notó un pinchazo en el muslo y se lo comunicó a sus acompañantes, que dieron aviso a sus familiares. Estos requirieron atención médica del 112 después de que la menor supuestamente sufriera un desvanecimento y presentara una erupción cutánea.

Posteriormente, la menor fue derivada al Hospital Campo Arañuelo de Navalmoral de la Mata, donde le realizaron los correspondientes análisis toxicológicos. Allí el personal activó el protocolo de actuación sanitario ante un posible caso de sumisión química y dieron aviso a las autoridades judiciales. Según ha confirmado este domingo el SES, la menor no precisó de ingreso hospitalario. Las muestras fueron envidas al Instituto de Toxicológico de Sevilla para su estudio y aún se desconocen los resultados.

En la denuncia, interpuesta por el padre de la joven, no se recogen posibles abusos, según confirma la Benemérita. Cabe destacar que hasta el momento en la región no se había dado ningún caso.

El alcalde de la localidad cacereña, Urbano Plaza, ha asegurado a este periódico que desde el consistorio se encuentran a la espera de los resultados de las pruebas para emitir un comunicado. Por el momento, quieren transmitir tranquilidad y que "no se genere alarma social". Además, ha confirmado que la familia no reside en el municipio.

Condena de Juventudes Socialistas

Desde Juventudes Socialistas han condenado este supuesto primer caso de pinchazo en la región y hacen un llamamiento a las administraciones y "sociedad en general" a unirse contra esta y "todas las violencia contra las mujeres". De igual modo, piden un protocolo de prevención para actuar ante estas situaciones. "Es intolerable que en pleno siglo XXI las mujeres sean víctimas de este acoso sexual".

"Tras confirmarse en nuestra región el primer caso de los pinchazos de sumisión química, desde Juventudes Socialistas de Extremadura queremos rechazar de forma contundente la nueva escalada de violencia que se está produciendo hacia las mujeres", reza el comunicado emitido por la organización política este domingo.

También aseguran que un vez más "las mujeres son víctimas de la violencia sexual y del terror en su vida cotidiana, muestras todas ellas del estado patriarcal que pretende relegarnos ámbito doméstico, impidiéndoles la libertad y sus derechos. 

"Ahora más que nunca, el feminismo es la solución", zanjan.