Otras dos menores han sufrido pinchazos este fin de semana en Extremadura. En este caso se trata de dos jóvenes que han recibido atención médica en el Hospital Don Benito-Villanueva. Una de ellas permanece ingresada en el área de Pediatría del centro hospitalario; la otra ya ha recibido el alta.

Los hechos ocurrieron el sábado, 7 de agosto, según confirma el Servicio Extremeño de Salud (SES). Una vez requirieron de asistencia sanitaria, se siguió el protocolo de sumisión química, se tomaron las muestras correspondientes, se abrió parte de lesiones y se dio traslado a la autoridad judicial, han explicado a este periódico las mismas fuentes.

Cabe recordar que el primer presunto caso de pinchazo a una menor en la región tuvo lugar en la madrugada del viernes al sábado en Madrigal de la Vera. Fue en las fiestas de la localidad cacereña, en torno a las 3.15 horas de la madrugada. El padre de la joven de 15 años interpuso una denuncia ante la Guardia Civil y se encuentran a la espera de conocer los resultados de las muestras, derivadas al Instituto Toxicológico de Sevilla.

El progenitor, en declaraciones a este periódico, aseguró este domingo que su hija "tiene miedo de salir a la calle". También, apeló a la responsabilidad social de "no cuestionar a la víctima" y aseguró que hacían público lo ocurrido "para que no ocurra más, para evitar más casos. Las mujeres no pueden estar atemorizadas. Seguimos como hace 30 años atrás", lamentó.

La Junta de Extremadura fue una de las primeras comunidades en lanzar una campaña de alerta tras las denuncias de varias mujeres en las últimas en fiestas en distintos puntos de España a lo largo de las últimas semanas. «Avisa a alguien de confianza que pueda cuidar de ti y esté pendiente en todo lo que te pase. Llama al 112. Acude inmediatamente al hospital más cercano. En el hospital explica que has sufrido un pinchazo», recomiendan.