Kiosco

El Periódico Extremadura

LAS IMPRESIONES DEL SECTOR en la región

El turismo rural llena el puente en Extremadura

Los alojamientos registran una ocupación superior al 90% para este fin de semana, el «más fuerte» del año junto al de la Constitución y Semana Santa. Vienen sobre todo familias, extranjeros de paso y emigrantes de los pueblos

Bañistas en la Garganta de Alardos de Madrigal de la Vera, en una imagen de archivo. TONI GUDIEL

«Para agosto lo tenemos todo ocupado desde enero, pero esta semana no hemos dejado de recibir llamadas y mensajes por si se caían las reservas». Seve Moreno es el propietario del apartamento turístico ‘U Penafrol’, en Eljas, uno de los muchos establecimientos que este fin de semana colgará el cartel de lleno en Extremadura. El puente de agosto es, junto al de la Constitución y la Semana Santa, «lo más fuerte de todo el año» para el sector extremeño y en esta ocasión la ocupación superará el 90% en prácticamente toda la región.

 «Las impresiones son muy positivas, estamos al 90% de ocupación y está muy bien repartida porque hay mucha oferta cultural, de ocio, fiestas en los pueblos, teatros, conciertos...», explica Victoria Bazaga, presidenta de la Federación Extremeña de Turismo Rural (Fextur). Desde su apartamento en Eljas, Seve Moreno lo confirma. «Nos está yendo muy bien, mejor imposible. Las casitas con piscina están ahora muy demandadas y en nuestro caso los clientes repiten, de hecho ya tenemos reservas para el año que viene», cuenta. Reciben sobre todo a parejas o familias con uno o dos hijos (la casa solo tiene capacidad para cuatro personas), este año con gran presencia de emigrantes y familiares de vecinos porque «la gente tiene ganas de volver al pueblo». 

El calor, la falta de agua y el fuego están haciendo que este verano sea más flojo de lo esperado

decoration

Al respecto, Bazaga explica que por los alojamientos rurales estos días pasan sobre todo turistas nacionales, que suponen aproximadamente un 70% del total; los propios extremeños, que serían un 25%, y un 5% de turistas extranjeros, fundamentalmente gente que viene de paso a Portugal o las costas andaluzas por la Vía de la Plata. «En general es un turismo sobre todo familiar y de parejas, muy bien repartido, con numerosos alojamientos completos en toda la región», afirma desde Fextur. 

La "competencia" de la playa

Asociaciones y establecimientos coinciden en que este puente irá muy bien, pero lo cierto es que tras los buenos resultados de 2021, en términos generales el verano está siendo para el turismo rural algo más flojo de lo esperado. «La comparativa con 2021 es difícil: el año pasado la gente no fue a la playa, pero este año sí volvemos a tener esa competencia», explica al respecto Victoria Bazaga, que no obstante sí apunta que los datos están «muy próximos» a lo que fue el año 2019.  

«El verano está más flojo que el año pasado porque la pandemia hizo que el cliente quisiera sitios como los nuestros, pequeños y alejados de las poblaciones. Pero aún queda mucho verano y habría que esperar para hacer una valoración final», explica. 

Desde Aturnex cifran en un 30% el incremento de los precios entre alojamiento, hostelería y combustible para el viaje

decoration

En la misma línea se expresa Marta Bastos, presidenta de la Asociación de Turismo de Valle del Ambroz (Atuva) y gerente del albergue Vía de la Plata y de la empresa de bicicletas eléctricas ‘E-Bikes’. «El verano está siendo más flojo que el de 2021, nuestras perspectivas eran mejores. Julio del año pasado fue muy bueno y este año casi todo el mundo había contratado más personal, pero los titulares de ‘Extremadura arde’ no nos ha beneficiado nada. Las altas temperaturas tampoco, todo el mundo está en la playa», dice. 

En su caso, destaca la demanda de las actividades: las rutas en bicicleta y el astroturismo funcionan muy bien, al igual que las rutas en 4x4 y el senderismo nocturno. «Estamos preparados para poder acoger a todo el mundo. Nos hace falta agua, pero Extremadura sigue siendo verde y estamos muy profesionalizados para ofrecer alojamiento y restauración», afirma. 

Desde la Asociación Turismo Norte de Extremadura (Aturnex) también apuntan un verano más flojo de lo esperado. Los incendios, el calor y la falta de agua en zonas de La Vera y el Jerte son algunas de las cuestiones que podrían explicarlo, según su presidente, Ignacio Lozano. «El emigrante forastero sí que nos ha ayudado un poco este año a completar las reservas», cuenta Lozano, que cifra en un 30% el incremento de precios entre alojamiento, comida y gasolina.

Compartir el artículo

stats