Kiosco

El Periódico Extremadura

el futuro de la central nuclear

La crisis energética reaviva el interés por prolongar la actividad en Almaraz

La principal propietaria, Iberdrola, sostiene que harán «lo que determine» el Gobierno central en su estrategia. Almaraz genera el 30% de la producción nuclear en España y el 7% de la energía eléctrica consumida

Trabajos en la Central Nuclear de Almaraz. TONI GUDIEL

El futuro de la Central Nuclear de Almaraz vuelve a estar en el centro del debate energético, ahora para prolongar una actividad que de momento tiene fecha de cierre a partir del año 2027. La última muestra la deja esta semana la Asamblea de Extremadura, instando a mantener la actividad en la central más allá de esa fecha y «por el tiempo que permita la seguridad de la misma». Que se haga o no depende en última instancia de las empresas propietarias de la central (Iberdrola, Endesa y Naturgy) y del Gobierno de España; pero el paso dado por la cámara extremeña evidencia algunos movimientos al margen de esa cadena que muestran el nuevo debate abierto para promover que se dilate la actividad nuclear ante un contexto de crisis energética internacional y los efectos colaterales que tiene (y se esperan) de la guerra emprendida por Rusia en Ucrania: Almaraz aporta el 30% de la energía nuclear de España y el 7% de la producción eléctrica

 «Nosotros estamos y estaremos a los que determine el Gobierno (de España) como hemos ido haciendo hasta ahora. Esto --el plan de cierre de las centrales nucleares-- forma parte de la estrategia de país y nosotros nos unimos a lo que se determine en ella. Si quieren alargar la vida útil de las centrales, lo haremos, y que si se pretende acortar, lo hacemos también», indica un portavoz de Iberdrola. La eléctrica es la propietaria del 53% del accionariado de la Central Nuclear de Almaraz y por tanto su postura es esencial en la toma de decisiones. La conclusión es que abordarán la posibilidad de una prórroga de la actividad en la central si el Gobierno aparca el programa de clausuras definido el Plan de Energía y Clima 2021-2030, devuelve a la escena a la energía nuclear, y solicita formalmente que se proceda a alargar la vida útil. 

Transición Energética

La Junta de Extremadura siempre ha abogado por prolongar la actividad de la central nuclear porque entienden que en el proceso de transición energética es necesaria al menos hasta el 2035 y también por el importante impacto que esta instalación tiene en el empleo de la región y en especial de la comarca del Campo Arañuelo. En todo caso, ni la postura del Gobierno regional, ni el acuerdo alcanzado en el pleno de la Asamblea de este jueves, son determinantes para un giro drástico puesto que son las empresas propietarias de la central (Iberdrola, Endesa y Naturgy) las que tendrían que formular la solicitud de prolongar la vida útil; y es el Gobierno central el que tiene que fijar la estrategia energética del país para avanzar en ese horizonte de transición energética. Si habrá cambios ahí, está por ver. 

El Plan de Energía y Clima sitúa en el año 2027 el cierre del reactor de Almaraz I y en 2028 el de Almaraz II

decoration

«Cualquier decisión que se tome debe llegar por parte de las empresas propietarias», advierten fuentes de la Central Nuclear de Almaraz, donde resaltan que «como instalación», se limitan «a producir la energía y ponerla en la red». «Pero lo que se ha hecho en la Asamblea es una buena noticia, porque significa que algo está cambiando», apuntan las mismas fuentes.

Nueva recarga de la central nuclear

La instalación mantiene el plan de actividad ordinaria y el próximo 26 de septiembre se pondrá en marcha la 27 parada por recarga que se prolongará hasta el 24 de noviembre, y en la que se aprovechará para incorporar nuevos condicionados y 24 modificaciones al diseño. Son actuaciones habituales en ese proceso, en el que se aprovecha también para llevar a cabo mejoras en el mantenimiento, por indicación del Consejo de Seguridad Nuclear, para garantizar las  condiciones de la instalación.

En la CNA ven «positivo» el apoyo de la Asamblea extremeña porque ven en ello que «algo va cambiando»

decoration

Lo cierto en todo caso es que desde el inicio de la crisis energética y hasta el momento, el Gobierno central ha mantenido en todo momento la previsión de mantener la hoja de ruta de la transición energética, y eso incluye lo definido en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC) en cuanto al cierre de los dos reactores de la Central Nuclear de Almaraz, (que es la primera que quedará desactivada) y del resto de instalaciones. Eso a pesar de que algunos expertos consultados por este periódico apuntan a que viendo el peso que la nuclear tiene aún en cualquier factura de la luz, es «pronto» para hablar de un cierre.

Según los últimos datos de Red Eléctrica Española correspondientes al 2021, Extremadura produjo en términos absolutos 24.677 GWh, y alrededor del 60% de esa cifra lo aportó la Central Nuclear de Almaraz (15.837 GWh), que es además responsable del 30% del total de la producción nuclear en España y el 7% de la energía eléctrica consumida en nuestro país. El resto del mix generado en 2021 en la región lo inyectaron la energía fotovoltaica (4.928GWh), la hidráulica (2.182 GWh) y la solar térmica (1.867 GWh).

Compartir el artículo

stats