Kiosco

El Periódico Extremadura

en primaria, secundaria, fp básica y educación especial

Educación estima que el 90% de los alumnos tiene libros de texto gratuitos

Este curso se van a destinar 7,1 millones en ayudas que llegarán a 79.000 estudiantes. Los bancos de libros permiten hacer llegar el material sobrante a las familias sin beca

Docentes organizando los libros disponibles en un centro educativo para su reparto. JOSE LORES

La Consejería de Educación y Empleo estima que el 90% de los alumnos extremeños tienen ya acceso a los libros de texto de forma gratuita, gracias a las becas y también a los bancos de libros, una iniciativa que lleva funcionando varios años y que se reguló en 2021. «Gracias a este recurso de los bancos de libros cada curso más alumnado no becado puede optar también a recibir libros gratuitos en sus centros», explica el departamento que dirige Esther Gutiérrez.  

Este curso, la Consejería de Educación y Empleo va a destinar 7,1 millones de euros en ayudas para financiar la dotación de libros de texto y material escolar de los centros públicos y concertados de la región, de los que se beneficiarán unos 79.000 estudiantes con derecho a gratuidad. Con estas ayudas se pretende dotar progresivamente de libros de texto y de material escolar a los centros, así como desarrollar los hábitos de cuidado y respeto en el uso de los mismos. No obstante, desde hace varios cursos, gracias a los bancos de libros, «en muchos colegios e institutos todo su alumnado disfruta ya de libros gratuitos». 

El germen es una propuesta de ley que Ciudadanos llevó a la Asamblea en 2019 para implantar la gratuidad universal de los libros de texto, pero después en el trámite de enmiendas parciales el PSOE rebajó las pretensiones iniciales y lo que finalmente se aprobó fue la Ley del Sistema de Préstamo de los Libros de Texto de Extremadura, que pretende extender y formalizar el préstamo a través de los bancos con unos criterios comunes y «transparentes». 

Desde Primaria

Los bancos de libros funcionan en Primaria, ESO, FP básica y Educación Especial, si bien también abarca el segundo ciclo de Infantil, el primer ciclo de Primaria y alumnos con necesidades educativas especiales en lo que a material escolar se refiere. 

Los centros deberán solicitar su participación en el banco de libros y también las familias, para las que será voluntario adherirse. Podrán ser beneficiarios del préstamo todos los alumnos del centro en las etapas mencionadas, aunque se primará, por este orden, a las familias numerosas y aquellas cuya renta no supere los umbrales máximos computables para obtener beca (se especificarán anualmente en la orden de la convocatoria).

Una vez cubiertas las necesidades de estos grupos, el material sobrante se podrá distribuir entre el resto del alumnado que lo haya solicitado, «por orden inverso a la magnitud de la renta familiar» y sin que con esto se le otorgue la condición de becario para los cursos sucesivos. 

Para la dotación de material a cada centro se le asignará mensualmente un importe por alumno adherido al sistema de préstamo, que variará en función de la etapa educativa y el coste real de los libros de uso más común en la misma. Cuando sea necesario comprar nuevo material, se hará a través de unos ‘cheques-libro’ que el centro dará a las familias para canjear en la librería, sin que puedan ser gestionados por Ampas, asociaciones o el propio colegio.

Compartir el artículo

stats