Alrededor de medio centenar de vehículos han protagonizado la tractorada convocada este miércoles por la organización agraria La Unión para reclamar abrir una negociación con los industriales en la que fijar un precio «digno» para la campaña del olivar que acaba de arrancar, con la recogida de la aceituna de mesa. A la movilización se han sumado medio millar de personas, según los datos que recoge Efe. «A ese precio no se van a coger aceitunas en el norte de Cáceres», advirtió ayer el dirigente de la opa, Luis Cortés. Se da la circunstancia de que en esta zona de la región, la mayor parte de fruto que se recoge dentro de esta campaña se destina a aderezo. 

La protesta ha arrancado a las diez de la mañana en las localidades de Hernán-Pérez, Aceituna, Pozuelo de Zarzón y Torrecilla de los Ángeles, de donde han partido los tractores que se han concentrado luego en Villanueva de la Sierra. La protesta ha transcurrido sin incidentes, según informa la Delegación del Gobierno, aunque los tractores y los manifestantes sí han interrumpido en algunos momentos la circulación para clamar contra los bajos precios que está percibiendo el agricultor y la negativa del sector industrial a sentarse a negociar un precio cerrado y más elevado tal y como reclama esta organización. Según sus cálculos, los costes de producción rebasan este año el euros, mientras que lo que se está ofreciendo en los puntos re recogida a las cooperativas a los productores no pasa de los 0,70 o 0,80 euros. «Están planteando pagar este año menos dinero que en los anteriores, con una campaña menor», se quejó Cortés.

Una mala campaña

Hay que recordar que el sector olivarero prevé una mala campaña, muy afectada por la combinación del fenómeno de la vecería en el olivo (años de intensa producción, frente a otros mucho menor), la sequía y los golpes de calor.

La Unión mantiene desde el pasado lunes un paro general en la recogida y entrega de aceitunas para protestar por la falta de acuerdo en los precios de la campaña y ayer la organización volvió a bloquear las entregas en algunos centros de recogida en esta zona. La organización pretende mantener los cortes de manera indefinida, hasta que se recupere el precio y se cubra el euro el kilo que fijan como coste de producción, según sus estimaciones.

Las diputadas regionales de Unidas por Extremadura Irene de Miguel y Lorena Rodríguez Lucero han secundado la protesta de los agricultores.

UPA pide medidas al Gobierno por la caída de producción 

La matriz de la organización extremeña UPA-UCE trasladó ayer en la reunión del Consejo Agrario en Madrid la necesidad de abordar ayudas para el sector del olivar ante la caída de producción de este año. Según el dirigente de la organización en Extremadura, Ignacio Huertas, trabajan para que el sector de la aceituna de mesa reciba unos precios por encima de los costes de producción aunque, sobre la protesta de este miércoles, destacó que no se han sumado a la tractorada «porque nadie nos ha invitado», según recoge Efe. 

El Consejo Agrario no adoptó ayer ninguna medida extraordinaria para el olivar por la caída de producción. El ministro de Agricultura, Luis Planas, se refirió a los mecanismos que hay ya en marcha (seguros de sequía y deducciones de IRPF por la caída de producción) aunque señaló que "habrá que hacer un seguimiento a la evolución».