Kiosco

El Periódico Extremadura

El matadero de ibérico se pone en marcha en otoño con 70 empleos

La empresa inicia en los próximos días el proceso de selección de todos los perfiles que requerirán. El objetivo es alcanzar los 130 trabajadores en la montanera de 2023 y llegar más tarde a los 200

Estado actual de una de las líneas de montaje del matadero de ibérico que se va a poner en marcha en Zafra. CEDIDA

La puesta a punto del primer macromatadero de cerdo ibérico en Extremadura afronta sus últimos pasos en los terrenos de Zafra, ya con la mirada en el horizonte de la próxima montanera, cuando está previsto que se ponga en marcha la instalación con 70 trabajadores. La obra del proyecto impulsado por el conglomerado de firmas de ibérico que integran Cibex estará a punto este otoño; ya está instalada la maquinaria de las líneas de producción y en las próximas semanas está previsto que se inicie el proceso de selección de los trabajadores que se incorporarán para la apertura de la instalación, según confirman desde Cibex. 

La empresa demandará para arrancar con la actividad tanto perfiles técnicos como peones para las distintas secciones de la instalación, en las que atienden a los animales desde que llegan aún con vida hasta las salas de despiece o de almacenaje. La empresa prevé hacer una llamamiento en la zona cuando esté abierto oficialmente el proceso de selección, con el fin de que puedan optar a cubrir los distintos puestos trabajadores del entorno; no en vano, el anuncio de que se construiría un gran matadero despertó en la zona de Zafra un gran interés incluso antes de que se iniciara ha obra, hace tres años.

«Todo va al ritmo que tiene que ir y según lo previsto», indican fuentes de Cibex sobre la evolución de los trabajos, tanto en el interior del edificio como en el exterior del recinto. 

El desarrollo del proyecto no ha estado exento de reveses desde que inició su ejecución. El último fue el que truncó en 2021 los planes de abrir la instalación para esa montanera, como se había previsto inicialmente, porque no iba a ser posible contar con el suministro de energía que necesitaban; el problema era que no estaba lista la acometida que debía poner en marcha el Ayuntamiento de Zafra. La empresa optó finalmente por construirla con sus propios medios para desatascar el proyecto, ya que el edificio estaba en esos momentos ejecutado en un 70% y pendiente ya solo de la fase más ágil del proceso constructivo. La puesta en marcha será en unas semanas, con un año de retraso.  

Los planes de Cibex: 142.000 sacrificios en el primer año y 285.000 cuando alcance el pico de producción

decoration

Los primeros trabajos se iniciaron sobre el terreno en el verano de 2019, tras varios retrasos por la climatología de ese año y varios años de tramitación de un proyecto que se considera clave para apalancar la cadena de valor del ibérico en la región. El principal problema de un sector que es capital en Extremadura es que hasta ahora la cría de los cerdos se producía en las dehesas, donde se cebaban, pero el grueso de los sacrificios se llevaban a cabo en otras comunidades limítrofes donde sí había mataderos. Un dato relevante: más del 40% de los cerdos ibéricos de todo el país se crían en Extremadura, pero apenas se sacrifica un 14% aquí.

Los 70 empleos que baraja Cibex para abrir permitirán atender la demanda de esta primera fase del proyecto e iniciar en esta montanera los sacrificios; pero la previsión que se ha dado de empleo sobre este proyecto es de 200 trabajadores. Desde Cibex sitúan esas cifras en una fase posterior y concretan que a finales de 2023, en la siguiente montanera, el objetivo es que el matadero tenga ya una plantilla de 130 personas.

Más de 20 millones de inversión

Con una inversión de 22 millones, el matadero de ibérico que se va a poner en marcha en Zafra se ha señalado como uno de los más relevantes de la península, con 16.000m² construidos, 25.000m² urbanizados. 

La instalación tendrá capacidad para sacrificar 320 cerdos cada hora, aunque los promotores del proyecto nunca han contemplado ese pico de actividad en una primera fase, sino tres años después de la puesta en marcha del matadero. No dan cifras nuevas, pero la ultima previsión, antes del parón de 2021, era poder sacrificar en su primer año unos 142.000 animales (el 50% de la capacidad de la instalación), que un año después se incremente a 213.750 (75%) y que la capacidad de sacrificio vaya aumentando hasta alcanzar el pico máximo en el horizonte de 2025-2026, con 285.000 animales, lo que supondrán 37.620 toneladas de carne procesada.

Compartir el artículo

stats