Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

13.800 ALUMNOS DE LA REGIÓN SE BENEFICIAN DE ESTE SERVICIO, EL 80% DE FORMA GRATUITA

Los catering de los comedores escolares extremeños se plantan por la subida de los precios

Asumen un incremento del 34% de media en los menús y aseguran que la situación, de seguir así, es «inviable». Educación estudia los pliegos para actualizar los costes pero ellos exigen una solución urgente

Una fotografía de archivo de un comedor escolar en un colegio. EL PERIÓDICO

Los catering de los comedores escolares lanzan un ultimátum a la Junta de Extremadura: o se modifica el contrato para revisar los precios o dejarán de prestar el servicio en la región. Están ahogados por la inflación y la subida de los precios, que les lleva a asumir un incremento de más del 34% de media por menú, una situación que se ha convertido en «insostenible». Ya se lo advirtieron a la Consejería de Educación en el mes de julio, con el objetivo de que la modificación llegara antes de que comenzara el curso pero, a día de hoy, no se ha proporcionado ninguna solución al problema.

Están sufriendo las consecuencias de la crisis y es que Extremadura es la tercera comunidad en la que más han subido los precios. En agosto (últimos datos disponibles) la inflación se disparó en la región un 11,5% en comparación con el mismo periodo del año anterior. Y ya arrastraba una aumento del 0,6% en julio y un acumulado del 6,6% en lo que va de año, según Índice de Precios al Consumo (IPC). Está ahogados porque, con lo que reciben de la Junta de Extremadura por cada menú, no cubren los costes: «Como esto siga así el servicio no se va a poder prestar, es imposible. Nos compensa más perder el aval que hemos depositado en el contrato que seguir asumiendo el sobrecoste, estamos perdiendo mucho dinero», aseguran desde El Muro ML SL, una de las empresas concesionarias de los comedores escolares de la región. Se han plantado todas las adjudicatarias salvo una.

«Estamos trabajando en los nuevos pliegos para actualizar los precios y mejorar la calidad de los menús»

Carlos Pérez - DIRECTOR DE SERVICIOS EDUCATIVOS COMPLEMENTARIOS

decoration

Advierten, eso sí, de que de momento esta problemática no está afectando a la calidad de los alimentos que se proporcionan a los alumnos. No quieren dejar de hacerlo. Por eso, si no se resuelve la situación, tendrán que dejar de suministrar la comida a los colegios porque no podrán ofrecer menús de calidad como hasta ahora.

«Como esto siga así el servicio no se va a poder prestar, es imposible", aseguran desde El Muro ML SL

decoration

Lo mismo está ocurriendo en los comedores que gestionan las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (Ampas), que tienen que hacer encajes de bolillos para conseguir cuadrar los precios. En este caso muchas se han visto en la obligación de incrementar los precios por alumno, coste que asumen los padres, porque si no las empresas se negaban a dar el servicio. «Las Ampas se están encontrando con muchos problemas, de momento todas están ofreciendo el servicio pero a costa de subirle el precio a los padres», señala la presidenta de Federación Regional Extremeña de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (Freampa), Maribel Rengel. En este caso los catering trabajan con contratos por curso, lo que da margen para que las empresas revisen los precios en función de la subida. En cambio eso no ocurre con la concesión que realiza la Junta de Extremadura, que firmó un contrato por dos años, prorrogable otros dos, con los mismos precios durante todo el periodo, pero las circunstancias han variado mucho.

«Las Ampas están teniendo muchos problemas, al final tienen que subir el precio a los padres»

Maribel Rengel - PRESIDENTA DE FREAMPA

decoration

El diputado de Unidas por Extremadura, Joaquín Macías, llevó ayer este asunto a la comisión de Educación y Empleo de la Asamblea de Extremadura, quien trasladó a este organismo la preocupación que existe en el sector por este asunto. «Estamos trabajando en los nuevos pliegos para actualizar los precios», avanzó el director general del Ente Público Extremeño de Servicios Educativos Complementario, Carlos Pérez. Y añadió que en esa modificación se incluirán además otras mejoras relativas a la calidad de los alimentos, como la introducción de productos integrales, Denominaciones de Origen Protegida o aceite virgen extra en los menús. Pero no dio una fecha para la resolución del problema. De momento el contrato se ha prorrogado un año más.

Este curso, según los datos ofrecidos por Pérez ayer, son 13.800 los alumnos de Infantil y Primaria que almuerzan cada día en los comedores escolares. El 80%, además, lo hace de manera gratuita por estar becados. En total hay 385 comedores (215 gestionados por la Junta de Extremadura), lo que supone que el 63% de los colegios de la región cuenta con este servicio, en el que el Ejecutivo autonómico invierte 10,5 millones de euros anuales. 

Más cuidadores para niños con discapacidad

«No hay cuidadores suficientes para los niños que necesitan atención especializada, es una problemática importante que los padres nos trasladan y más cuando estamos hablando de que, en la mayoría de los casos, son niños de Infantil», aseguran desde la Federación Regional Extremeña de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (Freampa). En enero la Asamblea de Extremadura se comprometió a revisar la instrucción que regula la presencia de los auxiliares técnicos educativos (los cuidadores) en los colegios y que fija una ratio de uno por cada seis alumnos con discapacidad. Con esta modificación se pretende que se tengan en cuenta además otros criterios, como el grado de autonomía de los niños, la discapacidad o las singularidades de los espacios del centro. Pero lejos de haberse modificado, los padres se quejan de que este curso ni si quiera se cumple la ratio que exige la actual normativa.

Ayer la diputada de Ciudadanos, María Encarnación Martín, llevó también este asunto a la comisión de Educación y Empleo de la Asamblea de Extremadura. Citó como ejemplo al colegio de Zafra, en el que hay siete alumnos con necesidades especiales y solo se ha contratado a un cuidador. Recordó que la nueva ley de educación (la Lomloe o Ley Celáa) recomienda la inclusión de los niños con discapacidad hasta los 10 años pero para ello, advirtió, «necesitamos a los cuidadores». Que no los haya (o no haya los suficientes) «es como tener un aula sin profesor, porque para ellos los cuidadores son sus referentes», añadió.

Por su parte, el director general de Innovación e Inclusión Educativa, Juan Pablo Venero, aseguró que este curso 209 cuidadores atienden a menos de seis alumnos y avanzó que Educación trabaja ya en la redacción del nuevo decreto que regule la prestación de este servicio en los colegios. Según indicó a este diario la Consejería, en estos momentos se está recibiendo a las asociaciones implicadas para conocer de primera mano las necesidades. Después el decreto seguirá su tramitación y deberá pasar por el Consejo de Gobierno. 

Compartir el artículo

stats