PLAGA DE PLANTAS

Plantas invasoras en el Guadiana: ¿qué diferencia hay entre el camalote y el nenúfar mejicano?

Problema que resiste y que lleva años tratándose de eliminar en el río a su paso por Badajoz

Nenúfar mejicano en el embarcadero de la margen izquierda del Guadiana en Badajoz.

Nenúfar mejicano en el embarcadero de la margen izquierda del Guadiana en Badajoz. / SANTIAGO GARCIA VILLEGAS

Las plantas invasoras como el camalote o el nenúfar mejicano colonizan el Guadiana hasta cubrir gran parte del río a su paso por Badajoz. Este es un problema que lleva años presente y que se ha intentado subsanar por diferentes vías.

La "plaga" resiste, pero ¿qué diferencias existen entre camalote y nenúfar mexicano?

Características morfológicas

Una de las más destacadas a nivel morfológico es que el camalote, también conocido como jacinto de agua, actúa como una planta flotante debido al tejido poroso de sus peciolos, mientras que el nenúfar fija sus raíces al lecho del río, por lo que tiene menor capacidad de dispersión que el primero.

La primera planta puede desplazarse y colonizar más rápidamente otros tramos. La capacidad de dispersión y su rápido crecimiento han hecho que se incluya dentro de la lista de las cien especies invasoras más peligrosas del mundo.

Imagen de nenúfar mejicano.

Imagen de nenúfar mejicano. / EFE

Características estéticas

El camalote tiene las hojas agrupadas y un pedúnculo en el medio del que brota una flor durante los meses primaverales. Sus raíces no tienen que fijarse en el fondo del río para que la planta sobreviva.

Por contra, el nenúfar tiene grandes hojas planas que flotan en la superficie y un rabillo que llega hasta la raíz, donde se adhiere al fondo. Este tallo puede llegar a medir hasta tres metros de longitud.

Imagen de camalote.

Imagen de camalote. / El Periódico

Diferencias entre las dos plantas

Diferencias entre camalote y nenúfar.

Diferencias entre camalote y nenúfar. / El Periódico