Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

ÚLTIMO INFORME MOMO DE LA UNIVERSIDAD CARLOS III

Extremadura acumula un 12% más de muertes de las previstas

Hay un exceso de 1.269, de las que solo 287 se atribuyen a las altas temperaturas. Los coletazos del covid y retrasos en los diagnósticos, otras potenciales causas

Un sanitario lee el electrocardiograma de un paciente. EFE

El calor intenso ya pasó este año pero sus efectos siguen haciendo mella. Las altas temperaturas son la principal causa atribuible al exceso de muertes que registra Extremadura este año 2022: la región acumula en este momento un exceso de 1.269 fallecimientos, según los datos del último informe de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo) publicado esta semana por la Universidad Carlos III. De estas, 278 son las que la institución confirma que son «atribuibles a la temperatura».

El MoMo tenía estimados de base 9.392 decesos en la región que, sin embargo ha registrado 10.662, casi un 12% más (11,9%). Los meses con más mortalidad han sido, hasta el momento, los de verano: julio (con un exceso de fallecidos de 389), agosto (203) y junio (180), aunque supera a este último el mes de enero (181), seguido de cerca por mayo (147). 

El análisis

Sumados los tres meses estivales, Extremadura sufrió en total 3.334 fallecimientos, con un exceso de 772, es decir, un 24% más. Aunque en estos tres meses, que el MoMo haya podido confirmar que son atribuibles a la temperatura, solo son 220, todo apunta a que buena parte del resto también se debieron al calor: «Las muertes no son solo por golpes de calor, sino que las altas temperaturas inciden en otras dolencias», explica Remigio Cordero,  médico internista y jefe de estudios del Hospital Universitario de Badajoz entre 2003 y 2021. «Ese exceso, sumado al de enero, en el que todavía veníamos del covid, suma casi 1.000 muertes», añade.

Cordero señala que los últimos grandes repuntes en mortalidad están muy bien marcados: «El primero fue en marzo de 2020, por el coronavirus; después podemos observar la línea en enero de 2021, cuando se relajaron algunas medidas y hubo de nuevo una mortalidad alta; y por último en este verano», apunta. 

«Preparados»

Para este experto el «excedente» restante de muertes se puede deber, aunque «en menor medida», tanto al coronavirus como a los efectos que la pandemia ha producido: «El reparo que había por ir al hospital creo que ya ha decaído. Puede ser que se hayan dado retrasos en el diagnóstico que hayan provocado esto, pero no le daría tanto relieve. Es verdad que venimos sufriendo un agotamiento post-pandemia que ha demorado las consultas», reconoce.

Este médico insiste en que la principal causa es el calor: «Si miramos los datos de más atrás, vemos que la mortalidad todos los años es alta entre enero y marzo, sobre todo por la gripe y otras enfermedades respiratorias, mientras que en los meses de verano es baja. Lo que ha ocurrido este año es que el verano ha sido igual al invierno, esto es una anormalidad pero también apunta a un cambio de tendencia».

Por este motivo, Cordero señala que es necesario prepararse ante el nuevo escenario climático: «Los días de calor se van prolongando, es evidente. Con el cambio climático van a aparecer nuevas patologías, sobre todo enfermedades transmitidas por vectores, ya lo hemos visto por ejemplo con los casos de virus del Nilo. El sistema sanitario tendrá que estar preparado para enfrentar estas nuevas patologías», apunta. «Y no solo es cuestión de la sanidad, sino de tomar otras medidas, como un mejor acondicionamiento de las viviendas», añade.

Este periódico preguntó a la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales si están al tanto de este exceso de mortalidad y si tienen previsto algún tipo de medida a lo que fuentes del organismo replicaron: «El MoMo es una estimación monitorizada sobre muertes esperadas comparadas con las producidas en un tiempo determinado y es un sistema del Instituto de Salud Carlos III, que depende del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. En Extremadura no hay nada similar. Los fallecimientos que se producen anualmente en Extremadura son competencia del Ministerio de Justicia, cuyas competencias no está transferidas a la comunidad autónoma. Desde Sanidad no podemos aportar nada».

Compartir el artículo

stats