Antonio Luis Falcón Sánchez, chef del restaurante Agalla’s Gastro & Food (Mérida) ha sido el ganador de la 15ª edición del Premio Espiga, concedido por Corderex y Caja Rural de Extremadura a la mejor propuesta culinaria elaborada con carne de cordero, proporcionada por el Consejo Regulador de la I.G.P. Cordero de Extremadura, ‘Corderex’. La receta vencedora ha sido “El vellocino de oro”.

Antonio Luis Falcón Sánchez, chef del restaurante Agalla’s Gastro & Food. EL PERIÓDICO

El premio al mejor servicio de catering ha recaído en Javier Rebollo Horrillo del catering San Jorge (Cáceres) por su receta de “Jarrete de cordero glaseado con panis de garbanzos especiados”.

El premio al mejor servicio de catering ha recaído en Javier Rebollo Horrillo del catering San Jorge (Cáceres). EL PERIÓDICO

Ha sido Luis Miguel Gómez Matito de la Taberna de Noa (Fuentes del León-Badajoz) el ganador en la categoría de mejor tapería gracias a la elaboración del “Donut Corderex”.

Categoría de tapas, Luis Miguel Gómez Matito y Rocío Maya, de la Taberna de Noa. EL PERIÓDICO

El ganador ha logrado una dotación económica de 1.000 euros y un trofeo conmemorativo. En la categoría de catering y tapería recibirán un premio de 300 € en metálico y producto certificado Corderex valorado en 500 €, junto con un diploma que también ha sido otorgado a todos los finalistas del certamen.

La Escuela Superior de Hostelería y Agroturismo de Extremadura (ESHAEX) de Mérida ha sido el espacio que ha acogido el concurso gastronómico que ha contado con la presencia del director general de Agricultura y Ganadería, Antonio Cabezas, también la secretaria general de la Consejería de Agricultura y Ganadería, María Puriel; el presidente de Caja Rural de Extremadura, Urbano Caballo, además del director general de Caja Rural de Extremadura, Juan Palacios; el presidente de Corderex, Mario Mera Gómez Bravo y el director de la ESHAEX, Francis Refolio.

El jurado, formado por Antonio Francisco Caro Núñez, chef del restaurante La Bistrológica; Javier Martín Iglesias y chef del restaurante Javier Martín; Manuel Gil Felipe, chef del restaurante Las Barandas; y Alba Martín y Justi Díaz, ambos docentes de la ESHAEX. Los cinco expertos han valorado el sabor y la presentación del plato, así como una correcta descripción de la receta, la valoración económica del plato y el buen aprovechamiento de la materia prima. En el segmento del catering se ha tenido en cuenta además el equilibrio nutricional de la receta.

Autoridades, jurado y ganadores. EL PERIÓDICO

El portavoz del jurado, Antonio Caro, ha subrayado que este concurso reúne “cada año más público, más concursantes y más nivel, es todo un éxito” y ha alabado que “se ha hecho mucho trabajo, también en las nuevas modalidades del concurso”. “Nos ha sorprendido muchísimo el nivel, como nos sorprende más cada año, pero la parte de tapas ha sido algo que nos ha pillado por sorpresa. En restaurantes siempre se espera ese nivel técnico de los profesionales, pero las tapas han sido de muchísimo nivel”, ha explicado el cocinero.

La entrega de premios ha contado con la participación de la secretaria general de la Consejería de Agricultura, María Curiel; el director general de Agricultura y Ganadería, Antonio Cabezas; el presidente de Caja Rural de Extremadura, Urbano Caballo; el director general de la Caja, Juan Palacios; el presidente de Corderex, Mario Mera; el gerente de Corderex, Raúl Muñiz, y el director de la ESHAEX, Francis Refolio.

Promoción fuera de la región

El presidente de Caja Rural de Extremadura, Urbano Caballo, ha elogiado “la impresionante la presentación de las tapas y los platos”. Ha señalado que Caja Rural de Extremadura está comprometida con la promoción de los productos extremeños a través de los Premios Espiga, pero también ha defendido la necesidad de “dar un paso más y salir de Extremadura para dar a conocer las obras de arte que hacéis con el cordero y con otros productos”.

“Tenemos un grandísimo producto, de una calidad excelente, y una restauración en la que sabéis transformar esos productos en obras de arte, pero debemos avanzar en dar a conocer lo que hacemos”, ha indicado Urbano Caballo, que ha ofrecido el apoyo de Caja Rural de Extremadura en esta promoción.

El presidente de la IGP Corderex, Mario Mera, ha insistido en que Extremadura tiene “una asignatura pendiente: se consume poco cordero y muchas veces no lo tenemos en la restauración”. Por eso, ha invitado a todos los establecimientos participantes en este concurso a “seguir en esta línea” y ofrecer cordero. En este sentido, ha pedido la colaboración de Caja Rural de Extremadura para dar publicidad a la restauración que tenga cordero de la IPG en sus cartas.

Mera también ha destacado que el cordero extremeño “es un producto que empieza a reconocerse fuera de nuestras fronteras”, como lo demuestra el hecho de que ya está presente en Japón, en una cadena de restauración de Tokio.

La secretaria general de la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Territorio y Población, María Curiel, ha felicitado a Caja Rural de Extremadura por “su compromiso con la producción de calidad diferenciada de nuestra región, con las denominaciones de origen y las indicaciones geográficas protegidas”. “Desde la Consejería, en la que trabajamos por lo mismo, por que nuestras denominaciones de origen sean cada vez más reconocidas, nos sentimos muy satisfechos del trabajo que hace Caja Rural de Extremadura con el cordero, la ternera, el vino, el cava, los jamones y los quesos”, ha añadido.

Curiel también ha reconocido que el Consejo Regulador de la IGP Corderex “trabaja mucho y bien para hacer la labor de promoción más allá de nuestras fronteras” y ha animado a todos a crear “sinergias entre todos, porque es la forma que tenemos de dar a conocer estos productos, no solo para que se consuman más en Extremadura, sino también en el resto de España y del mundo”, porque las figuras de calidad diferenciadas son también “un modo de vida más para que nuestros jóvenes puedan seguir viviendo en nuestros pueblos y luchemos contra la despoblación”.