Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

decisión tras la polémica generada por el proyecto de macrovertedero en el municipio

El ayuntamiento de Salvatierra celebra hoy el pleno en el que dimitirá el alcalde

Francisco José Saavedra renunciará a su cargo por el «alto grado de crispación» que hay en el municipio. Tres de los cuatro ediles que dimitieron podrían echarse atrás y seguir en el consistorio

El alcalde de Salvatierra de los Barros durante el anuncio de su dimisión. EFE

Jornada clave para dirimir el futuro del Ayuntamiento de Salvatierra de los Barros. Su regidor municipal, Francisco José Saavedra, hará hoy efectiva su renuncia al cargo en el transcurso de una sesión plenaria, en la que aún está por ver qué postura van a tomar los cuatro concejales socialistas que integran el equipo de gobierno local, después de que el pasado martes anunciasen que presentarían su dimisión ante «los engaños sistemáticos» del primer edil en relación al macrovertedero. Según informó ayer Canal Extremadura, tres de los cuatro ediles estarían dispuestos a dar marcha atrás y seguir al frente del consistorio, un cambio de postura que vendría motivado tras conocer que Saavedra dejará el bastón de mando. 

La decisión que tomen Amelia Rodríguez, Tomás González, María Antonia Méndez y Aitor Borrego marcará el devenir del PSOE en el consistorio salvaterreño, pues en caso de que se llevara a término la dimisión en bloque del equipo de gobierno, los socialistas perderían su control y este podría recaer en manos de una gestora. En el escrito de renuncia presentado por los concejales, estos alegaron la «falta de transparencia», así como la «desconfianza» que les había generado la «falta de información» respecto a este proyecto de residuos que «el alcalde pretendía instalar en la localidad».

Cabe recordar que Saavedra anunció inicialmente su renuncia al cargo, el pasado día 12, alegando que el cese de sus funciones respondía a un «problema de salud personal» que padecía «desde hace tiempo». Aseguró que su decisión no tenía nada que ver con el proyecto de macrovertedero que la empresa 3RS Gestión MA Extremadura había proyectado en el municipio, que ha causado un fuerte rechazo vecinal en toda la comarca y que ha sido archivado por la Junta de Extremadura. Saavedra fue sustituido en el cargo por la primera teniente alcalde, Amelia Rodríguez, que tres días más tarde acabó presentando su renuncia junto a otros tres ediles.

Alta y dimisión

En la jornada siguiente se produjo un nuevo giro de guion, al anunciar Saavedra que pediría el alta voluntaria para ponerse al frente del ayuntamiento «como decidieron los vecinos en mayo de 2019», con el objetivo de «luchar por mi pueblo, sus vecinos y parar definitivamente el proyecto del vertedero». Afirmó que no sabía qué ha podido pasar desde que les comunicó al resto del equipo su baja temporal y si en la decisión de los cuatro ediles había podido influir la reunión que estos mantuvieron con la plataforma ‘Salva tu tierra’, que había pedido su dimisión por considerarlo «un verdadero obstáculo para que se pueda luchar» contra la instalación del vertedero.

Finalmente, el alcalde anunció su dimisión el pasado sábado por el «alto grado de crispación» que se había generado en la localidad en la última semana, pese a que el proyecto del macrovertedero «se ha archivado y está muerto administrativamente». En el transcurso de una rueda de prensa en la sede provincial del PSOE, acompañado de familiares y amigos, Saavedra explicó que inicialmente pensó que mantenerse al frente de la alcaldía «podría ser parte de la solución», pero ahora no quiere ser «parte del problema». «Antes que yo está mi pueblo», manifestó.

«Pensaba que este proyecto podría ser beneficioso para Salvatierra, pero desde que descubrí que no dije claramente que me oponía a él, prueba de ellos son las 40 alegaciones que tenía preparado el ayuntamiento en el caso de que el proyecto no se archivara», argumentó. Durante su intervención, el primer edil denunció haber sido víctima de «actitudes mafiosas, coacciones, amenazas», así como de «hechos muy graves» que no se han podido demostrar «porque no ha sido así», por lo que tomará las medidas necesarias para defender su honor y el de su familia. 

Con respecto a la situación del gobierno municipal, quiso dejar claro que contaba con personal para poder cubrir las vacantes de los cuatro ediles. Por otra parte, Saavedra acusó al presidente del PP de la provincia de Badajoz, Manuel Naharro, de coaccionarle para que se fuera de la Alcaldía. Horas más tarde, el aludido reconoció que llamó por teléfono al primer edil pidiéndole que dimitiera, pero lo hizo «de buenas maneras», sin amenazas, como le había acusado. «La única salida que le quedaba era su dimisión, pero llega tarde, porque el daño se le ha hecho al pueblo de Salvatierra es muy importante y va a tardar mucho tiempo en curar sus heridas», subrayó el dirigente popular.

Compartir el artículo

stats