Un mundial de fútbol lleno de sombras acaba de empezar. «Qatar ha hecho reformas pero están lejos de ser suficientes. Las mujeres sufren una discriminación intolerable e inimaginable para Occidente. Van a aplaudir los partidos, van a dejar divisas en ese país que estrangula las libertades y derechos elementales, van a lucirse en televisiones de todo el mundo presumiendo de ser modernos, de tener adelantos y mejoras». Estas son las declaraciones de Rosalía Perera, abogada de Badajoz experta en derechos humanos. Se muestra tajante: «El hecho de que no sea obligatorio el burka no significa que ellas sean libres».

El país cuenta con 2,9 millones de habitantes, un 25% de mujeres. Sin embargo, el 75% restante tiene su tutela. Perera cuenta a este periódico el sistema discriminatorio al que está sometido la población femenina en cinco claves.

1 .Permisos para salir del país a su tutor legal

Una vida tutelada. «Las mujeres cataríes deben pedir permiso para viajar fuera del país si son menores de 25 años, casarse, estudiar en el extranjero, trabajar en muchos puestos del Gobierno o recibir servicios de salud reproductiva. Los tutores suelen ser padres, esposos, tíos, hermanos...», desglosa Perera. 

2 .El sexo, ilegal fuera del matrimonio

Que tengan sexo es ilegal fuera del matrimonio. «Quedarse embarazada estando soltera puede suponer penas de cárcel», explica la abogada. Esto provoca que las violaciones se silencien ya que aquellas que no estén casadas pueden ser condenadas hasta con 12 meses de prisión por practicar relaciones sexuales.

3 .La violencia de género no es delito

«La desprotección llega a su punto álgido para mujeres víctimas de violación o de violencia machista», reconoce Perera. Legalmente los maridos tienen prohibido hacer daño a sus esposas. Sin embargo, no existen los delitos por violencia de género. «Ni está tipificado en el código penal ni se habla de ello», lamenta la pacense. 

4 .Su testimonio vale la mitad en los tribunales

«Los hombres tienen derecho unilateral al divorcio, mientras que las mujeres solo por motivos tasados y limitados», señala. «Además las divorciadas no pueden ejercer de tutoras de sus hijos, solamente puede ser el padre», resalta. «En cuestión de herencias se les discrimina al recibir la mitad de la cantidad que sus hermanos varones», acuña.

5 .Obligar a que regresen con su maltratador

En caso de huir de un agresor, la policía las puede hacer regresar. «Si abandonan su domicilio por estar huyendo de su maltratador o abusador sexual las autoridades podrían obligarlas a volver a sus casas», añade. Es por ello que muchas deciden vivir en sus residencias habituales en lugar de buscar otro refugio.

«Lo cierto es que si comparamos Qatar con otros países del entorno, hay más avances. Sin embargo, la situación que sufren las mujeres, el colectivo LGTBI y los trabajadores hubieran sido motivos más que suficientes como para vetar una celebración así. Cuya concesión significa un aplauso y un respaldo a la vulneración de derechos humanos», sentencia Perera. 

Organizaciones como Amnistía Internacional se han posicionado en contra de celebrar este evento desde el primer momento. «Pese a las reformas gubernamentales, la población trabajadora migrante continuó sufriendo abusos laborales y teniendo dificultades para cambiar de empleo libremente. Las restricciones a la libertad de expresión aumentaron en el periodo previo a la Copa Mundial de la FIFA de 2022. Las mujeres y las personas LGBTI continuaron sufriendo discriminación en la ley y en la práctica», aseguran. «En marzo, el gobierno rechazó las conclusiones de un informe de Human Rights Watch sobre la discriminación contra las mujeres en Qatar y prometió investigar y enjuiciar a cualquier persona que hubiera infringido la ley. Al concluir el año no había realizado ninguna investigación», según el informe de 2021-2022 publicado por la propia ong. 

Rosalía Perera, abogada: «Van a dejar divisas en un país que estrangula las libertades y van a lucirse en televisiones de todo el mundo»

Rechazo público

«Estaré encantada de visitar Qatar cuando se establezcan todos los derechos humanos que prometieron cumplir cuando les concedieron ser la sede de esta competición», fueron las palabras de Dua Lipa cuando se negó a cantar en la inauguración del mundial. «La decisión estaba tomada desde el principio», aseguró. Rod Stewart, tampoco quiso participar pese a haber desvelado que le ofrecieron grandes cantidades de dinero para asistir, él lo tuvo claro: «No me parece correcto ir a un país con esos valores». Shakira y Alicia Keys también rechazaron a petición de actuar en la gala inaugural y otro ejemplo es el de Chanel, la representante de España de Eurovisión 2022 pone voz a la canción de La Roja, pero confirma que no asistirá: «No voy a ir. Es mi segundo single que ha sido seleccionado para apoyar a la selección».

Otro rostro famoso que se mostró en contra de viajar con la selección para grabar contenido fue el streamer Ibai Llanos. El vasco fue rotundo: «Me surgió una oportunidad que era ir en el avión de la selección a grabar contenido. Pero no me sale de los cojones». Incluso, el futbolista Hector Bellerín, que ahora debuta en el FC Barcelona, declaró que: «Como futbolista no estar en Qatar, pero hay una parte de mi que se alegra. No sé si lograría disfrutar de la carga de las 6.500 personas fallecidas que han participado en el proceso». Las opiniones públicas contra la competición no han cesado y todas tienen algo en común: no tolerar la violación de derechos humanos.

Espacio patrocinado por